Henrietta Lacks, la afroamericana que contribuyó al estudio de células cancerígenas después de muerta

Foto: Twitter

Henrietta Lacks, la afroamericana fallecida de cáncer cervical hace 70 años y cuyas células fueron clave para la investigación de decenas de enfermedades, incluida el COVID-19, fue homenajeada hoy, de manera póstuma, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que entregó su principal condecoración: el Premio Director General.

 

El encargado de entregar la distinción fue Tedros Adhanom Ghebreyesus, actual director general de la OMS, y Lawrence Lacks, hijo de Henrietta, de 87 años, fue quien la recibió en una ceremonia en la que también estuvieron presentes nietos y bisnietos de la galardonada benefactora de la humanidad.

 

Henrietta Lacks fue diagnosticada con cáncer cervical en el famoso centro médico Johns Hopkins. Vivía con su marido y cinco hijos cerca de Baltimore cuando recibió la noticia; murió  el 4 de octubre de 1951, cuando sólo tenía 31 años.

 

Tras su muerte, los médicos conservaron muestras de las biopsias de la mujer y con ellas crearon la primera línea "inmortal" de células para experimentación, llamadas HeLa, en memoria de la mujer, ya que son las sílabas iniciales de Henrietta Lacks.

 

Desde entonces la células HeLa han sido reproducidas masivamente de manera artificial en los últimos 70 años, y los expertos calculan que alrededor de 50 millones de toneladas métricas de este material biológico han sido usadas en 75,000 estudios científicos en todo el mundo.

 

 

 

 

Gracias a las células HeLa se han logrado enormes avances médicos, como las vacunas contra la polio, así como tratamientos contra diversos cánceres, VIH / sida, hemofilia y parkinson.

 

Además, la OMS lamentó que todos estos avances y experimentos se les haya ocultado a la familia Lacks, incluso durante mucho tiempo se omitió la condición de afroamericana de la paciente.

 

Al respecto, Tredros dijo: "Henrietta hubiera sido feliz de saber que su sufrimiento salvó a otros, pero el fin no justifica los medios, tendrían que haberle pedido permiso. Con el premio a Lacks, la OMS reconoce la importancia de admitir pasadas injusticias científicas, y la necesidad de avanzar en la igualdad racial en la salud y la ciencia".

 

El año pasado, la OMS lanzó una campaña con el objetivo de eliminar el cáncer cervical, el primero que la agencia de la ONU se ha propuesto erradicar a nivel global; esta iniciativa  coincidió con el centenario del nacimiento de Henrietta Lacks

Notas Relacionadas