Los preparativos para la tradicional ofrenda de Día de Muertos

Foto: Xinhua

Los mercados de la Ciudad de México son famosos por su gran variedad de productos; sin embargo, previo al Día de Muertos, estos recintos en la capital mexicana desbordan sensaciones que atrapan la atención de todos sus visitantes.

 

 

Entre el bullicio citadino, el fresco olor de la flor de cempasúchil y el tradicional papel picado que cuelga en todos los rincones del Mercado Jamaica, la gente recorre sus pasillos en busca de los mejores elementos que integrarán la ofrenda dedicada a sus seres queridos.

 

Cada persona pone su sello a su ofrenda, pero los elementos que se utilizan son casi los mismos para todos: fotografías del ser querido, su platillo, bebidas y dulces favoritos, entre otros alimentos y amenidades, así como adornos de calaveras, agua, sal, flores e incienso.

 

La celebración de Día de Muertos es una tradición que está presente en los mexicanos, la cual es herencia de sus antepasados, los pueblos prehispánicos, y que, con la llegada de los españoles, se incorporaron otros elementos, para convertirse en una festividad auténtica en la que se celebra a la muerte con respeto y la alegría de vivir.

Notas Relacionadas