Morena Puebla, partido entre tres fuegos

Foto: Enfoque

El año 2021 ha resultado convulso y complicado para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al menos en Puebla, estado donde los resultados electorales no fueron los mejores para este instituto político.

 

Además de la derrota electoral en distritos y municipios que Morena sentía seguros, sobre todo los de la zona metropolitana, el partido vinotinto se ha visto envuelto en una serie de conflictos internos que han afectado su imagen.

 

La situación no ha cambiado en Morena Puebla y en estos momentos la lucha por el control de este partido se da entre tres fuegos o grupos que buscarán la dirigencia estatal en los próximos meses.

 

Actualmente, Morena está bajo el mando provisional de Carlos Evangelista, personaje que es rechazado por gran parte de la militancia por las designaciones de candidaturas, que junto con Edgar Garmendia fueron repartidas de manera polémica.

 

 

Ambos personajes son en estos momentos diputados locales, en clara muestra que fueron los más favorecidos en las pasadas elecciones. La molestia de los militantes morenistas es mayor debido a que Carlos Evangelista ni se comporta como líder ni como legislador local.

 

Por otra parte está la expresidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, que está respaldada por algunos líderes nacionales, quien ha dado pie a que le inventen cargos para mantenerse vigente en el mapa electoral.

 

De esta manera, Rivera Vivanco fue refugiada en los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación de Morena para seguir con su trabajo político pese a los malos resultados que obtuvo en las urnas, todo con miras a la renovación de la dirigencia estatal.

 

 

Por debajo del agua se tiene al diputado federal Ignacio Mier Velasco, que pese al desprestigio que tiene en Puebla y su pasado priista, ha tomado fuerza al interior del partido vinotinto, por lo que buscará controlar este instituto político en Puebla.

 

Con Ignacio Mier no se debe dudar que lleguen a Morena más priistas, confirmando la imagen que tiene el partido vinotinto sobre la integración a sus filas de muchos perfiles del Tricolor que ya no tienen cabida en su partido.

 

De esta manera, Morena Puebla está, hasta ahora, en medio de tres fuegos antagónicos, pero ninguno garantiza un buen trabajo en este partido a favor de la militancia.

Notas Relacionadas