Descubren un "mundo oculto completamente nuevo" en el núcleo de la Tierra

Un estudio publicado por un equipo internacional de científicos en la revista Physics of the Earth and Planetary Interiors refiere que el núcleo de la Tierra no es completamente sólido, como se ha creído durante más de 500 años, sino que su firmeza varía de metal duro a semiblando, incluso a líquido, lo cual han calificado como algo “completamente nuevo”.

 

La investigación fue publicada en septiembre por científicos del Instituto de Geofísica y Planetología de Hawái, EU, y de la Agencia de Ciencia y Tecnología Marina-Terrestre, quienes tras analizar el núcleo de la Tierra quedaron sorprendidos por los hallazgos.

 

Al respecto, Jessica Irving, sismóloga de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, dijo: "Cuanto más lo miramos, más nos damos cuenta de que (el núcleo) no es una aburrida bola de hierro. Estamos encontrando un mundo oculto completamente nuevo".

 

Los expertos refieren que el estudio fue llevado a cabo mediante la recolección de datos de las ondas sísmicas generadas por terremotos, y a partir de allí crearon una imagen del funcionamiento interno del planeta de una manera que es "similar a una tomografía computarizada de una persona".

 

Por su parte, Rhett Butler, uno de los autores del nuevo estudio, explicó que su trabajó consistió en analizar las ondas sísmicas generadas por grandes terremotos que viajaron a través del núcleo de la Tierra, y notó que las ondas de corte onduladas, que deberían pasar a través de una bola sólida de metal, se desviaron en ciertas áreas.

 

Tras comprobar varias veces aquel fenómeno, concluyó que el núcleo del planeta no es sólido en su totalidad, sino que contiene pedazos de hierro líquido y "blando" cerca de su superficie. "Observamos muchos detalles dentro del núcleo interno que no veíamos antes", refirió Butler.

 

De acuerdo con los expertos, esta investigación podría revolucionar nuestra apreciación del campo magnético de la Tierra, pues este es modificado por el núcleo interno y este es indispensable para entender la relación entre el interior de un planeta y su actividad magnética.

Notas Relacionadas