Elección interna PAN, escenario posible

Amable lector, hagamos un viaje en el tiempo y ubiquémonos el 14 de noviembre de este año, a eso de las 18:00 horas. El escenario, el búnker de Genoveva Huerta Villegas.

 

En los pasillos de este búnker corre presuroso y preocupado un Jorge Aguilar Chedraui que no logra explicar lo que está sucediendo y llama a una no menos preocupada Sandra Izcoa para que le explique por qué la campaña sucia contra Augusta Díaz de Rivera no funcionó.

 

Del otro lado, Oswaldo Jiménez no encuentra las palabras para emitir un último tuit tratando de golpear a Augusta, sobre todo porque todo lo dicho semanas atrás terminó siendo una falacia que ya no puede sostener.

 

Mónica Rodríguez Della Vecchia prefiere tomar sus cosas y mejor retirarse a su casa antes de tener que poner cara a la derrota, a final de cuentas ella tiene tres años asegurados de “trabajo” en el Congreso de Puebla.

 

En un punto máximo de desesperación, Eduardo Alcántara Montiel está tentado a llamar al “achichincle” Pedro Gutiérrez para sembrar “evidencia” de un fraude a favor de Díaz de Rivera, pero recuerda que el “Ron Jeremy” de Conalep está más desprestigiado que él mismo y mejor guarda el teléfono.

 

De repente sale de su oficina una Genoveva Huerta con la eterna sonrisa fingida asegurando que van ganando la contienda interna, pero en lugar de aplausos solo se deja sentir un silencio total.

 

Huerta Villegas dice finalmente las palabras que nadie quiere escuchar:

 

¡Vamos a impugnar!

 

Pero tampoco llegan los aplausos e incluso se escucha a lo lejos un bostezo similar al que en algunos funerales se llega a dar.

 

Pide a Sandra Izcoa contactar de inmediato a todos esos periodistas de medio pelo que le hacen alabanzas para emitir una postura sobre el “sucio” proceso interno que “injustamente” le arrebató la dirigencia estatal.

 

Pero la experta en temas de comunicación le dice en voz baja que ya nadie le contesta la llamada y solo queda una pequeña periodista que semanalmente hace un programita que nadie ve en Facebook.

 

¡Aunque sea con ella!

 

Grita Genoveva con lágrimas de coraje mientras ve en redes sociales el festejo en grande que tienen en el búnker de Augusta Díaz de Rivera.