Mientras Genoveva busca guerra, Augusta llama a la calma

Foto: Imagen Poblana

A casi dos semanas de la elección interna para definir a la nueva presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, el partido blanquiazul vive dos realidades debido al comportamiento contrastante de Genoveva Huerta Villegas y Augusta Díaz de Rivera.

 

Como era de esperarse, Huerta Villegas ha emprendido una guerra sucia para tratar de desacreditar el proceso interno donde se eligió a Díaz de Rivera como nueva dirigente estatal de Acción Nacional.

 

La exdirigente panista busca mantener este coto de poder mediante una impugnación que pinta para no proceder, por lo que solo parece tener ánimo de complicarle la llegada a Augusta Díaz de Rivera, quien ha llamado a la calma a los panistas.

 

Y es que Díaz de Rivera sabe que la razón la tiene de su lado y la muestra son los resultados contundentes vistos en la jornada electoral, donde ganó con amplia diferencia a Huerta Villegas la presidencia estatal del PAN.

 

 

Augusta Díaz de Rivera sentenció que lejos de atender la guerra sucia de Genoveva Huerta, ha comenzado reuniones con liderazgos panistas de todo el estado, que le han dado su total respaldo en la próxima encomienda que tendrá en el PAN.

 

Personajes como la senadora Kenia López Rabadán, los diputados Humberto Aguilar Coronado y Mario Riestra Piña, así como panistas de localidades como Ajalpan, Tlatlauquitepec y Zacatlán han respaldado el triunfo de Díaz de Rivera.

 

Incluso, se menciona que el mismo presidente nacional del PAN, Marko Cortés, ya se puso en contacto con Díaz de Rivera y la felicitó por el triunfo, pese a que el líder nacional siempre avaló las decisiones polémicas de Genoveva Huerta.

 

 

Díaz de Rivera ya está trabajando además en el plan de trabajo que tendrá como dirigente estatal del PAN, donde tiene como principal objetivo el darle voz a todos los panistas, algo que no sucedió con Genoveva Huerta.

 

Mientras tanto, Genoveva Huerta ha regresado a la Cámara de Diputados esperando que la impugnación al proceso interno panista dé resultados, algo que parece no sucederá debido a que no cuenta con los argumentos suficientes para anular la elección.

Notas Relacionadas