Caravana migrante se reduce y avanza por Veracruz

Foto: Xinhua

La caravana migrante que transita México desde hace más de un mes para llegar a la frontera con Estados Unidos continuó hoy jueves su avance por el estado de Veracruz (este), aunque cada día sus integrantes disminuyen en número y se observan más agotados. 

    

El contingente, que llegó a reunir entre 4.000 y 5.000 migrantes de Centroamérica y Haití principalmente, está integrado en estos momentos por unas 500 personas, de acuerdo con las versiones difundidas por la prensa local. 

    

La mayoría de los migrantes decidió aceptar las propuestas del Instituto Nacional de Migración de México (INM), que les ofrece tarjetas y visas humanitarias para que puedan transitar por el país durante un año o esperar la resolución de sus casos en estados específicos. 

    

Una segunda caravana de más de 2.500 migrantes, que partió el 18 de noviembre de la ciudad de Tapachula, en el estado de Chiapas (sureste) y fronteriza con Guatemala, acordó el martes con el INM su desactivación a cambio de los permisos especiales para sus miembros. 

    

El grupo que transita por Veracruz partió también desde Tapachula con destino a la Ciudad de México el pasado 23 de octubre, pero tras la reapertura de la frontera estadounidense a actividades no esenciales decidió fijar su rumbo en el estado de Sonora (noroeste), para intentar ingresar a Estados Unidos por Arizona. 

    

El número de sus miembros ha disminuido de manera paulatina, conforme varios migrantes aceptan las tarjetas y permisos del INM. 

    

El miércoles, cuando la caravana avanzó 30 kilómetros hasta el poblado veracruzano de Juan Rodríguez Clara, unos 30 migrantes alcanzaron acuerdos con la entidad estatal. 

    

La región centroamericana afronta este año un flujo de migrantes inédito.    

    

De enero a agosto se contabilizaron más de 147.000 migrantes irregulares en México, el triple de todo 2020, de acuerdo con el INM. 

    

Del 1 de octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021, el número de migrantes detenidos por autoridades estadounidenses alcanzó el máximo histórico para un año fiscal de 1.734.686, según datos de la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos. 

Notas Relacionadas