Italia concede asilo a Sharbat Gula, la “niña afgana” de ojos verdes de National Geographic

Foto: National Geographic

Sharbat Gula, la “niña afgana” de ojos verdes que National Geographic publicó en la portada de su revista en 1985, fue evacuada a Italia, que le concedió refugió como parte de un programa para alojar e integrar a ciudadanos afganos perseguidos por el régimen talibán.

 

Según información de Infobae, la oficina del primer ministro Mario Draghi dio a conocer hoy que el gobierno italiano intervino para que Gula saliera de Afganistán tras el regreso de los talibanes al poder. Ahora el gobierno italiano la ayudará a integrarse a la vida en Italia.

 

En agosto, tras el retiro de las fuerzas estadounidenses de Afganistán y la toma del poder por los talibanes, Italia fue uno de los países occidentales que evacuaron a cientos de afganos del país. Según el comunicado de la oficina de Draghi, la fotografía de Gula había llegado a “simbolizar las vicisitudes y el conflicto del capítulo de la historia que Afganistán y su pueblo estaban atravesando en ese momento”.

 

Asimismo, informó que había recibido peticiones “de quienes forman parte de la sociedad civil y, en particular, de organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en Afganistán”, por ello apoyaron la petición de Gula para evacuar el país junto con otras personas que también pidieron salir.

 

Sharbat Gula fue retratada por el fotógrafo estadounidense Steve McCurry cuando era una niña y vivía en un campo de refugiados en la frontera entre Pakistán y Afganistán. La pequeña sorprendió por sus ojos verdes, mezcla de ferocidad y dolor.

 

Sin embargo, su identidad fue descubierta en 2002, cuando McCurry regresó a la región y la localizó. Además, un analista del FBI, un especialista forense y el inventor del reconocimiento de iris verificaron su identidad.

 

Desde que retomaron el poder en Afganistán, los talibanes han dicho que respetarán los derechos de las mujeres, siempre que se ajusten a la ley islámica. Sin embargo, durante el gobierno talibán de 1996 a 2001, las mujeres no podían trabajar ni las niñas ir al colegio, además debían cubrirse la cara y estar acompañadas por un familiar masculino cuando salían de casa.

Notas Relacionadas