Se cae a pedazos el sueño de reelección

Si alguien en su sano juicio esperaba que la impugnación al proceso interno del PAN presentada por el equipo de Genoveva Huerta Villegas tuviera buenos resultados, déjeme decirle que esto no sucederá.

 

El proyecto o, mejor dicho, el sueño de reelección de Genoveva Huerta se cae a pedazos minuto a minuto y día a día.

 

Le firmo desde estos momentos que antes de que termine el año, Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro estarán asumiendo el control del PAN Puebla de manera oficial.

 

La cosa es sencilla, uno de los maquiavélicos planes del equipo de Huerta Villegas era tumbar el registro como candidatos de Díaz de Rivera y Marcos Castro, pero esto ya fue desechado, por lo que su candidatura fue completamente legal.

 

Sobra decir que esta era una de las cartas fuertes de Huerta Villegas para arrebatar algo que no ganó en las urnas, pues bien sabe que el cuento de los paquetes electorales “perdidos” no es suficiente para tirar el proceso interno panista.

 

Me cuentan las malas -pero bien informadas- lenguas que el mismo Jesús Giles ya está guardando sus cosas y buscando dónde esconderse, pues parece que no le irá muy bien en las investigaciones que emprenderá Díaz de Rivera.

 

Qué decir de los otros incondicionales de Huerta Villegas, que prefieren mejor no opinar sobre su “jefa”, pues ya de por sí son mal vistos por la militancia.

 

Genoveva Huerta está más que derrotada y será cuestión de días para que Augusta Díaz de Rivera sea oficialmente la nueva dirigente estatal del PAN, algo que pone a temblar a todo el grupo de la derrocada “jefa Geno”.

 

El lamentable “narcisismo” de la prensa poblana

 

El pasado martes sorprendió a todos en Puebla la muerte del periodista Javier López Díaz, que gustara o no gustara su estilo, fue el amo del rating en la radio poblana por treinta largos años, algo que debemos reconocer todos.

 

El problema viene cuando la muerte de un personaje de esta magnitud es tomada para vanagloriarse, tal como hicieron algunos compañeros reporteros, que dejaron al descubierto su marcado narcisismo.

 

No pondré nombres, saben que no es mi estilo, pero fue lamentable leer en redes sociales mensajes como estos:

 

“Solo diré que fui su último descubrimiento periodístico. Siempre reconoció mi trabajo y me dijo que era “un chingón”. ¡Hasta pronto #JavierLopezDiaz!”

 

“Hace unos meses pude hablar por mensaje de tx con él y reconocimos nuestro trabajo”.

 

Compañeros, bájenle dos rayas a su ego porque están a años luz de ser referentes del periodismo poblano.

 

¿Por qué cubrirse el rostro?

 

En este espacio se ha mostrado total respaldo a las manifestaciones feministas que se han dado en México y Puebla. La lucha por la equidad y el alto a la violencia contra la mujer debe ser parte de las prioridades de la agenda nacional, sin duda.

 

Pero hay algo que no logro comprender aún y es el hecho de que algunas mujeres que se manifiestan llevan el rostro tapado, lo que puede dar una imagen equivocada de las intenciones que se tienen en estas marchas y manifestaciones.

 

En voz de integrantes de grupos feministas, algunas mujeres que no tienen que ver con el movimiento se infiltran para causar desmanes y por lo regular van tapadas del rostro.

 

Pero lo que no se entiende es que en una manifestación pacífica, como la de ayer en el Congreso de Puebla, también vayan con el rostro cubierto.

 

El objetivo, hasta donde sé, es visibilizar todo lo que sucede en México contra las mujeres, por lo que ir con el rostro tapado parece ir en contra de esta finalidad.