“Patria” y Sputnik V, proyectos inconclusos de México

Foto: Xinhua

Pese a los discursos triunfalistas emitidos por el Gobierno Federal, México es uno de los países más atrasados en cuanto a la lucha contra el COVID-19, siendo superado por países con graves problemas sociales y económicos como Cuba y El Salvador.

 

A principios de año, el Gobierno Federal anunció con bombo y platillo la creación de la vacuna anticovid mexicana llamada “Patria”, que a decir de las autoridades de salud estaría disponible para su aplicación en diciembre de este año.

 

 

La vacuna “Patria” fue cuestionada desde un inicio, pues se descubrió que en realidad México adquirió la patente de este antígeno que tuvo su origen en Estados Unidos, por lo que no era esfuerzo de científicos mexicanos.

 

Conforme fue pasando el tiempo se dejó de mencionar a “Patria”, por lo que hace poco se supo que se retrasaron los ensayos de la primera fase y que hasta el momento no ha iniciado la última fase de esta vacuna.

 

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que “Patria” estaría lista para el próximo año. No obstante, en esta ocasión no dio una fecha precisa sobre su llegada a las jornadas de vacunación.

 

Con esto se confirma un nuevo fracaso de México en la lucha contra el COVID-19, solo que en esta ocasión la Federación está culpando a la tercera ola de contagios del retraso en la elaboración del antígeno.

 

En el mismo tenor está el envasado de la vacuna rusa Sputnik V, que se suponía sería envasada en México a partir de mediados de año, siendo la fecha en la que no ha comenzado esta acción en nuestro país.

 

 

Se mencionó hace unas semanas que el envasado de Sputnik V comenzaría finalmente en la segunda quincena de noviembre, pero esto no sucedió y este proyecto de la Federación sigue sin dar pasos adelante.

 

De esta manera, México sigue rezagándose de manera importante en la lucha contra el COVID-19, pese a que es uno de los países donde peor ha impactado este virus.

Notas Relacionadas