Argentino mata a casi 300 pingüinos para tener acceso a la playa

Foto: Pixabay

De manera ilegal un hombre ocupó parte un terreno limítrofe con el Área Natural Protegida de Punta Tombo, en la Patagonia argentina, para hacer un camino y asesinó a casi 300 pichones de pingüinos y destruyó 140 de sus nidos con maquinaria pesada y un tendido electrificado, por lo cual las autoridades lo denunciaron y el caso ya es investigado.

 

De acuerdo con el portal argentino ADN Sur, el asesino de pingüinos tendió un alambrado electrificado y empleó una excavadora para trazar un camino paralelo a su predio, probablemente para tener acceso a la playa; pero estas acciones derivaron en la masacre de cientos de estas aves.

 

Néstor Garcia, ministro de Turismo y Áreas Protegidas de Chubut, calificó las acciones como un hecho "extremadamente grave" por la densidad poblacional de estas aves en la zona, que ahora está dividida en el medio por un camino y un alambrado con energía eléctrica, ya que el asesino rompió el ciclo reproductivo del pingüino.

 

Al respecto, Pablo García Borboroglu, presidente de la Global Penguin Society, informó que ha encontrado destruidos al menos "146 nidos, tanto por aplastamiento y posterior compactación del terreno, como por el depósito de material extraído con la pala sobre nidos linderos al camino". También contabilizó "292 pichones muertos y/o huevos destruidos, sin poder estimar aún el número de adultos que pudieran haber resultado aplastados por las máquinas dentro de sus nidos".

 

 

Además, explicó que debido a que "el alambrado estaba electrificado el pingüino no pudo pasar a concretar su ciclo alimenticio", ya que "la especie, cuando tiene sus dos crías, uno va a buscar alimento, el otro se queda a cuidar la cría, y es un tránsito permanente y estaba impedido de hacerlo", explicó.

 

Por su parte, Florencia Gómez, fiscal de la causa radicada en la ciudad de Rawson, dijo al portal ADN que llevan a cabo las investigaciones y efectuaron los primeros allanamientos en el predio, también se levantaron especies muertas, muchas de ellas electrificadas, para su posterior análisis.

 

Hasta el momento el acusado no está detenido; sin embargo, las autoridades afirman que podría ser imputado por violación de la ley contra el maltrato animal, así como otros cargos contra el medio ambiente e invasión de propiedad.

Notas Relacionadas