Con los ojos vendados y sobre una cuerda, atleta cruza el Cañón del Sumidero

Foto: Instagram

Alexander Schulz, “uno de los más grandes exponentes del deporte de aventura highline”, cruzó el Cañón del Sumidero, en Chiapas, sobre una cuerda floja y los ojos vendados, instaurando así el récord del cruce más largo del mundo, a una longitud de 1,712 metros.

 

Según información del diario El Universal, el atleta alemán cruzó el Cañón del Sumidero con los ojos vendados sobre una cuerda tendida cerca de la comunidad El Triunfo hasta el otro extremo, en el mirador de Los Chiapa.

 

Altius, la empresa patrocinadora del evento, dio a conocer que Schulz rompió dos récords mundiales. El cruce del highline más largo del mundo con los ojos vendados, por 1,712 metros de longitud, así como el cruce del higline más alto del mundo con los ojos vendados, por 800 metros de altura.

 

Alexander comenzó a ensayar ayer el cruce en el Cañón del Sumidero y dijo sentir “mucho miedo” por la exposición física en un espacio tan abierto, pero tras varias pruebas se aclimató y ganó la confianza que necesitaba para lograr su proeza.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Altius 360 (@altius360)

 

Según cifras de Altius, tras cruzar el cañón el atleta caminó1,720 metros sobre la cuerda, con un total de 4,080 pasos. Al llegar al otro extremo Alexander agradeció a todos por el recibimiento que tuvo y dijo sentirse orgulloso de haber conquistado los récords en esta parte de México.

 

Asimismo, Altius agradeció al gobierno de Chiapas, así como a Katyna de la Vega, secretaria de Turismo, por las facilidades para el desarrollo de esta hazaña.

 

El highline es una actividad física de deporte de equilibrio, en el que se usa una cinta que se tiende entre dos puntos, por lo general entre árboles y luego se procede a tensarla para cruzar sobre ella.

 

 

Notas Relacionadas