Las fiestas decembrinas, un riesgo para quien atraviesa un proceso de rehabilitación

Foto: Pixabay

La temporada decembrina, con las cenas, regalos, y reuniones sociales que la acompañan, también puede convertirse en una fuente de afectaciones a la salud mental. Hasta el 25% de la población llega a sufrir episodios moderados de depresión en esta época, y tras un mal manejo de estas emociones se corre el riesgo de caer en ciertos excesos. Los más comunes son en cuanto a la alimentación y el consumo de alcohol, pero también puede ser alguna adicción a estupefacientes.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), el consumo excesivo de éstas pueden causar daños, incluso mortales, a terceros en eventos como accidentes de tránsito. Pero también, ya que estás sustancias pueden empeorar episodios de ansiedad o depresión, pueden suceder eventos de violencia intrafamiliar. Sumado a esto, están los posibles daños a la salud consecuencia del consumo de estos estimulantes, como afecciones pulmonares, cardíacas, embolias, cáncer o problemas de salud mental.

 

Reyhna Kahbie, directora y fundadora de Emotions Life Center, centro de prevención y tratamiento contra adicciones, dijo a NotiPress que la codependencia a sustancias va "a la alza en ésta época" decembrina. Y menciona esta temporada de fiestas como un riesgo para que quien atraviesa "por un proceso de rehabilitación pueda recaer si no cuenta con el apoyo adecuado".

 

Entre los puntos de mayor vulnerabilidad a recaer están el querer permanecer en las fiestas muy recurrentes esta temporada, lo que puede representar un aumento en el consumo de sustancias. Otro de los problemas es tratar de evadir las emociones implícitas en el concepto de la época navideña, pues es representativa de una temporada de paz y de amor que no siempre es posible. Por sí sola, esta época del año tiene una alza en los índices de depresión, e incluso, a estos episodios se les ha acuñado el nombre de Transtorno Afectivo Emocional.

 

Considerando lo anterior, Emotions Life Center ha diseñado un plan ambulatorio de 90 días que integra a paciente y familia sin ser necesaria la internación. Esto permite que los pacientes sean acompañados por especialistas y profesionales mientras llevan a cabo sus actividades cotidianas. De esa manera, pueden celebrar las fiestas decembrinas de forma segura y sin descuidar el proceso de rehabilitación.

Notas Relacionadas