Científicos rusos desarrollan nuevos combustibles a partir de residuos de petróleo

Foto: Pixabay

Un equipo de científicos de la Universidad Politécnica de Tomsk (TPU) ha propuesto utilizar los residuos del petróleo, que son generados en grandes cantidades y no fácilmente reciclables, en la producción de energía. Las fórmulas de combustible desarrolladas son amigables con la ecología de las regiones productoras de petróleo.

 

Los residuos del petróleo son un subproducto que se forma a partir de su extracción y refinado. Según los científicos rusos, en todo el mundo se producen millones de toneladas cada año y son extremadamente peligrosos para el medio ambiente cuando se entierran en vertederos o se queman directamente, además su reciclaje químico en la mayoría de los casos no es rentable económicamente.

 

La forma más eficaz de reciclarlo, según los científicos, es en la combustión para las composiciones de combustible. Al mezclar los residuos de petróleo con otros tipos de residuos y diferentes compuestos es posible lograr un alto rendimiento energético relativo y reducir significativamente las emisiones nocivas en comparación con la quema de residuos de petróleo.

 

Los investigadores han analizado varios escenarios para la utilización de estos residuos y han identificado las condiciones ambientalmente sostenibles para su uso.

 

"Tras estudiar los factores medioambientales clave de la combustión de combustibles en suspensión a base de residuos de petróleo, hemos demostrado que la adición de agua a la mezcla de combustible reduce significativamente las concentraciones de óxidos de carbono, azufre y nitrógeno, que causan un gran daño al medio ambiente", explicó Pavel Strizhak, profesor del Centro Científico y Educativo de la Universidad Politécnica de Tomsk.

 

Según su estudio publicado en Science Direct, el análisis de los procesos de combustión de las composiciones de combustible permite estimar la eficiencia y la seguridad medioambiental de una composición específica teniendo en cuenta las condiciones de temperatura de la combustión, la masa de combustible, el tiempo, la cantidad de energía térmica generada y otros factores.

 

En el futuro, el equipo científico planea ampliar los resultados obtenidos, pasando de trabajar con puestos experimentales a plantas piloto e industriales.

 

 

Notas Relacionadas