Estrobos, adornos ilegales para fantoches y delincuentes

Foto: Pixabay

Las luces estroboscópicas, mejor conocidas como estrobos, son un adorno que se ha popularizado para su uso en vehículos particulares; sin embargo, colocarlos en los automoviles podría repercutir en severas sanciones pues son aditamentos que no están permitidos por la ley.

 

Según el Artículo 276 del Reglamento de Tránsito para el municipio de Puebla, "queda prohibida la circulación de vehículos no motorizados y motorizados en las vías de jurisdicción municipal (...) que usen propaganda luminosa, dispositivos reflejantes o faros traseros de luz que causen deslumbramiento a los demás conductores".

 

A dicha reglamentación se le suma lo correspondiente a "usar en vehículos particulares colores y/o imágenes reservadas para instituciones públicas y de servicio de transporte público y mercantil", según lo establecido por la ley.

 

Dichas reglamentaciones se ocupan también en el orden estatal y federal, aunque en este último hay algunas excepciones con vehículos de carga, los cuales pueden usar reflejantes pero únicamente cuando su color no emula al de alguna corporación de seguridad pública.

 

De manera general, las ambulancias y bomberos usan el color rojo en sus estrobos pues significa que atienden una emergencia, en tanto que las patrullas usan el rojo combinado con el azul, mientras que las grúas o vehículos de asistencia usan el ámbar.

 

Las sanciones de esta índole son administrativas y penales; en el ámbito administrativo, quienes usen estrobos o luces que emulen a las de una corporación de seguridad pública podrán ser acreedores a una sanción de 4 a 8 UMAs, es decir, de 358.48 a 716.96 pesos.

 

Sí bien podría no parecer significativa, pues es similar a la sanción a los conductores que violan el reglamento de tránsito estacionándose en un lugar prohibido, el uso de estrobos en vehículos particulares también puede tener un alcance de tipo penal.

 

En este sentido el Código Penal del Estado de Puebla establece que por el uso de estrobos en vehículos particulares, el conductor puede hacerse acreedor a sanciones por uso de condecoraciones, uniformes o insignias.

 

Los casos

 

En la práctica las autoridades han logrado detener a sujetos armados gracias al uso de vehículos particulares con estrobos, los cuales son empleados por los delincuentes para simular ser alguna patrulla o un vehículo oficial.

 

La mayoría de los casos los ha detectado la Guardia Nacional y la Policía Estatal en carreteras o vialidades donde circulan automóviles de carga, pues este tipo de unidades con estrobos suelen ser usados para armar retenes falsos y poder perpetrar asaltos.

 

En el ámbito local también se han detectado vehículos con estas características que son usados por escoltas o sujetos que dicen pertenecer a alguna corporación, pero que al momento de cotejarlos en Plataforma México resultan no pertenecer a ninguna de ellas.

 

Uno de los casos más recientes lo documentó la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio de Puebla al detener a un sujeto en inmediaciones del Infonavit San Jorge, al sur de la ciudad de Puebla, el cual conducía una camioneta Chevrolet Tahoe con tumbaburros y estrobos.

 

Los elementos de la Policía municipal de Puebla le marcaron el alto; sin embargo, el conductor siguió su marcha y fue metros adelante, antes de la incorporación al Periférico Ecológico, donde lograron darle alcance para hacerle una revisión.

 

Al momento de la intervención, el detenido llevaba cerca de 90,000 pesos en efectivo y un arma de fuego, además dijo pertenecer a una corporación de seguridad pública; sin embargo, al cotejar sus datos en Plataforma México, no se arrojó ningún registro.

 

El detenido fue puesto a disposición de las autoridades ministeriales por la portación de arma de fuego; no obstante, el vehículo será ingresado algún corralón tanto por el delito penal como por la falta administrativa.

Notas Relacionadas