Síndrome navideño, cuando la temporada decembrina no siempre es felicidad

Foto: Pexels

La temporada navideña es catalogada como una época de paz, concordia y sobre todo felicidad, por lo que en el ambiente se respira un clima de supuesta alegría que muchas veces es obligada por las circunstancias.

 

Aunque gran parte de la sociedad dice sentirse feliz y plena en esta época, la realidad indica que muchas personas viven momentos emocionales difíciles en la navidad, que van definiendo lo que se conoce como el síndrome navideño.

 

En estas fechas es común que muchas personas se sientan deprimidas, tristes, melancólicas y sin muchos ánimos de celebrar la navidad, algo que incluso es mal visto por familiares y amigos, que tachan a esa persona de “amargada”.

 

Lo cierto es que esta condición mental es catalogada por expertos como una forma de Trastorno Afectivo Estacional, afectando a un gran número de personas en el mundo entero, sobre todo en los últimos años, donde se han presentado mayores pérdidas provocadas por el COVID-19.

 

 

Entre las causas de este trastorno encontramos la ausencia de seres queridos, la sensación de distanciamiento con personas con las que hemos tenido algún conflicto, la añoranza de tiempos pasados y el estrés por cumplir con ciertos compromisos.

 

La imagen que nos da el marketing de que en navidad “todo el mundo es feliz” es otro de los detonantes de este trastorno, por lo que muchas veces el mismo entorno no ayuda a superar esta condición mental.

 

En estas fechas también podemos ver a personas que parecen tener una felicidad “excesiva” por la navidad, que todo el tiempo están sonrientes y alegres, algo que en ciertos momentos llega a ser molesto para muchas personas con el síndrome navideño.

 

No obstante, expertos en la materia señalan que esta especie de felicidad excesiva también es parte de la depresión que causa la temporada, por lo que muchas personas tienen como método de “defensa” la alegría.

 

Lo cierto es que este tipo de trastornos no deben tomarse a la ligera, pues también se da un aumento de suicidios o intentos de suicidio en esta época, motivo por el cual siempre es importante ver por nuestra salud mental.

 

 

Es complicado, pero debemos hacernos a la idea de sacar lo mejor de cada momento, agradecer porque seguimos con vida y recordar a los que ya no están por esos buenos momentos que pasamos, además de quedar bien primero con nosotros y luego con la comunidad.

 

Notas Relacionadas