Por qué son importantes las vacunas de refuerzo contra Covid-19

Foto: Pexels

Los refuerzos para la vacuna de Covid-19 se han estado aplicando alrededor del mundo. Israel aprobó recientemente su cuarto refuerzo para adultos mayores y personal del sector salud para enfrentar a la variante ómicron. Mientras tanto, países con ingresos medios o bajos se encuentran luchando por administrar la primera dosis en sus ciudadanos.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la aplicación de los refuerzos retrasará el fin de la pandemia y ampliará la brecha de inequidad al acceso de vacunas. Por su parte, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda el refuerzo para aquellas personas con un sistema inmune debilitado porque la efectividad de las vacunas disminuye conforme pasa el tiempo.

 

De acuerdo con datos de Our World in Data, el 57 por ciento de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra Covid-19. Por su parte, solamente el 8.1% de los países con ingresos bajos han recibido al menos una dosis. Un estudio realizado por la revista médica Lancet, mostró que una tercera inyección de refuerzo fue 92% más efectiva en prevenir enfermedades graves en comparación con aquellos que recibieron solo dos dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech.

 

La reciente aparición de la variante ómicron enfatiza aún más la importancia de la vacunación, los refuerzos y cómo los esfuerzos de prevención son necesarios para protegerse contra Covid-19. Los primeros datos de Sudáfrica sugieren una mayor transmisibilidad de la variante ómicron y el potencial de evasión inmunitaria. Asimismo, la CDC afirmó la existencia de evidencia reciente que muestra una disminución de efectividad de la vacuna contra Covid-19 entre los trabajadores de la salud y otros trabajadores de primera línea. Esta menor efectividad probablemente se debe a la combinación de una protección decreciente a medida que pasa el tiempo desde la vacunación, así como a la mayor infecciosidad de la variante delta.

 

Varios estudios demuestran una disminución en la protección contra la enfermedad en algunas poblaciones, incluidos los adultos mayores, quienes representan la mayoría de las infecciones graves. Expertos de la CDC han dicho que la protección actual podría seguir disminuyendo en los próximos meses. Señalando que las personas con un mayor riesgo o aquellas vacunadas durante las fases iniciales de la vacunación podrán ver disminuido su protección. Por su parte, en una sesión informativa del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre Covid-19, el doctor Vivek Murthy, cirujano general de Estados Unidos, explicó, "incluso las vacunas altamente eficaces se vuelven menos eficaces con el tiempo". De igual forma, no solamente la vacuna contra Covid-19 necesita refuerzo, porque otras vacunas como la del tétanos, difteria y tosferina también necesitan un booster para activar el sistema inmunitario.

 

Sin embargo, la OMS continúa revisando las nuevas pruebas sobre la necesidad y el momento de una dosis de refuerzo con las vacunas actualmente disponibles para la COVID-19. El órgano señaló que los datos obtenidos hasta el momento son insuficientes para evaluar el impacto de la nueva variante y preocuparse sobre la eficacia de la vacuna.

Notas Relacionadas