“Cabañuelas”, mito o conocimiento ancestral

Foto: Pixabay

Cada inicio de año trae consigo las llamadas “cabañuelas”, creencia popular en la que supuestamente se pronostica el clima en el año durante los primeros días de enero, colocándose en la línea de un mito y un conocimiento ancestral.

 

Primero que nada se debe explicar que las “cabañuelas” son un conjunto de métodos tradicionales de predicción meteorológica que se usa principalmente en España y América, siendo México uno de los países donde más se cree en este método.

 

De acuerdo con la creencia popular, del 1 al 12 de enero se presenta el clima que se tendrá en el año, es decir, el día 1 corresponde a enero, el día 2 a febrero y así sucesivamente hasta el día 12, correspondiente a diciembre.

 

 

La mayoría de los mexicanos cree que lo anterior es toda la “cabañuela”; sin embargo, el método tradicional indica que también se debe contar de regreso, es decir, las “cabañuelas de vuelta”.

 

De esta manera, el día 13 de enero corresponde al mes de diciembre, el 14 a noviembre y así hasta el 24, que corresponde a enero, algo que pocas personas toman en cuenta, pues se quedan solo con las “cabañuelas de ida”.

 

Pero esto no termina aquí, pues el día 25 de enero corresponde a los meses de enero y febrero, el 26 a marzo y abril, y así sucesivamente hasta el 30 de enero, correspondiente a noviembre y diciembre.

 

 

Sí, aunque no lo crean esto no es todo, ya que el día 31 de enero a cada mes le corresponden dos horas del día, por lo que de las 00:00 horas a la 01:59 está el mes de enero y así hasta llegar a la medianoche con diciembre.

 

Se supone que durante las “cabañuelas” se da una idea de las condiciones meteorológicas que se tendrán en cada mes del año, mostrando si se sentirá mucho calor, si habrá lluvia o si se pasará por una sequía.

 

No obstante, expertos meteorólogos han desestimado este método de predicción, afirmando que no hay indicios científicos que permitan comprobar que se puede conocer el clima por los primeros días del año, situación que parece no importar a la sociedad, que sigue creyendo en las “cabañuelas”.

Notas Relacionadas