Científicos de la UNAM descubren un exoplaneta más grande que la Tierra

Foto: Pixabay

Investigadores del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrieron un exoplaneta (fuera del sistema solar) que es más grande que la Tierra.

 

El exoplaneta bautizado como TOI 2257 b fue localizado con apoyo del telescopio SAINT-EX, el cual opera desde el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, en Baja California, mismo que es coordinador por la investigadora Yilen Gómez Maqueo Chew.

 

El descubrimiento se dio como parte de una investigación realizada en coordinación con Laurence Sabin y Marco Gómez Muñoz, investigadores del Instituto de Astronomía (IA) de la sede de Ensenada, y la cual se publicará en la revista especializada Astronomy and Astrophysics.

 

"Primero fue identificado con los datos del satélite TESS, que está observando todo el cielo en busca de exoplanetas, pero su existencia se confirmó con telescopios desde la Tierra como SAINT-EX, para asegurarnos de que es un planeta y no alguna otra cosa", explicó Gómez Maqueo Chew, en un comunicado de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM.

 

TOI 2257 b es 2,2 veces más grande que la Tierra, y le da la vuelta a su estrella –M- cada 35 días. Se cree que se trata de un exoplaneta más gaseoso que terrestre, con una órbita excéntrica ovalada, lo que hace que a veces esté más cerca o más lejos de su estrella.

 

Asimismo, el telescopio SAINT-EX detectó curvas de luz (luz que recibe de su estrella) y un fenómeno parecido a un eclipse, pues en cuanto se acerca el planeta M se oscurece.

 

La investigación en la que participaron 19 colaboradores de escuelas como el Instituto Tecnológico de Massachusetts, la Universidad de California, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Ginebra, entre otras, busca esclarecer cómo funcionan los sistemas planetarios, pues hasta la década de los 90 sólo se conocía lo relacionado al sistema solar.

 

"Una vez que se encuentran los exoplanetas nos damos cuenta que son muy diferentes a lo que conocíamos, y eso nos ayuda a poder entender mejor el proceso de cómo se forman los sistemas planetarios y cómo evolucionan", indicó Yilen Gómez.

 

 

Notas Relacionadas