Terminó el misterio de la extraña "casa" en la Luna; no es lo que se pensaba

Foto: Pixabay

La Administración Espacial China, a través de su programa de divulgación Our Space, reveló qué es la formación cúbica con aspecto de "casa misteriosa" detectada en diciembre por el rover Yutu-2 en la cara oculta de la Luna: se trata de una roca.

 

La extraña formación, descubierta el mes pasado por el astromóvil de la misión de exploración lunar Chang'e 4, generó gran intriga y motivó la imaginación de miles de personas, pues algunos usuarios de redes sociales opinaron que podría ser un "palacio en la Luna"; otros dijeron que se trataba de un "arco del triunfo", incluso una "base alienígena".

 

Ante tal misterio, los científicos chinos enviaron al Yutu-2 hasta la formación, con todas las medidas de seguridad, pues todas las especulaciones podrían ser ciertas, y el mundo se mantuvo expectante por la respuesta.

 

Según informaron los científicos, en su recorrido el rover superó varios obstáculos, entre ellos tres hoyos y dos cráteres de impacto, hasta que el 27 de diciembre llegó a su destino, a una distancia de unos 10 metros de la formación, a fin de fotografiarla. Pero al ampliar la imagen, los expertos cayeron en la cuenta de que solo se trataba de una roca.

 

 

Tras resolver el misterio, la Administración Espacial China bautizó a la roca como "conejo de jade", en referencia a un mito del gigante asiático, que refiere que dicho mamífero vivía en el satélite natural de la Tierra y preparaba varios elixires, incluso el de la vida.

 

El comunicado emitido en la red social china WeChat refiere que ayer el astromóvil superó el kilómetro en sus recorridos, por lo que hasta el momento ha cubierto 1,003.9 metros. Asimismo, informó que la próxima misión del vehículo será aproximarse al "conejo de jade" a fin de observar de cerca el gran cráter de impacto que hay detrás de él.

 

La misión espacial Yutu-2 fue lanzada el 7 de diciembre de 2018, pero fue hasta el 3 de enero de 2019 cuando concretó el primer alunizaje en el lado oculto de la Luna. Sin embargo, con el módulo de aterrizaje Chang'e 4, reanudó sus actividades un mes después, luego de hibernar durante el intenso frío de la noche lunar.

Notas Relacionadas