Científicos reaccionan al filme "No mires arriba" de Netflix

"Don't Look Up" es el título de uno de los estrenos más recientes en la plataforma de streaming Netflix. En este filme se presenta la historia de dos astrónomos ficticios de la Universidad Estatal de Michigan (UM, por sus siglas en inglés). Ellos descubren la trayectoria de un cometa el cual tendrá un impacto catastrófico en el planeta Tierra, por desgracia la población no toma en serio sus razones.

 

Este trabajo es básicamente una sátira sobre la incapacidad de la sociedad para hacer frente al cambio climático y las consecuencias de no poder generar acciones colectivas eficientes. Esta aseveración ha logrado ser respaldada por diversos expertos en diferentes asignaturas y cuya opinión da razones del por qué la sociedad actual no ha generado una acción ideal.

 

Jeremy Bassis, profesor de ciencia e ingeniería del clima y el espacio en la UM, ha destinado gran parte de su investigación a explicar la desintegración de las capas de hielo. "Don't Look Up es una metáfora del clima actual y la falta de acción colectiva, existe exasperación absoluta por no escuchar a los científicos, en última instancia no somos actores" dijo Bassis.

 

"No tenemos que esperar a acuerdos nacionales o internacionales, es posible trabajar con las comunidades y desarrollar ideas de mitigación para evitar, en parte, efectos del cambio climático. No se necesita esperar el actuar en conjunto a nivel mundial, la mayoría de las acciones de producen a escala local, siendo los científicos responsables de la implementación de ideas" agregó Bassis.

 

Por su parte, Julia Cole, científica paleoambiental y profesora en el Departamento de Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente de la UM comentó; "En Don't Look Up, incluso un apocalipsis mundial inminente, no es suficiente. Superar los intereses políticos, de los medios de comunicación y la codicia a corto plazo son demasiado grandes ante una desgracia de ese tamaño".

 

Cole continuó; "Al final, el planeta pierde, sin embargo a diferencia del filme, con el cambio climático aún queda esperanza y lo mejor es que sabemos la manera de solucionar el problema. Los desastres climáticos ocurridos durante 2021 dejaron en la realidad del problema ambiental, ya es tiempo de tomar en serio eliminar los combustibles fósiles".

 

Trish Koman, investigadora de ciencias de salud ambiental en la Escuela de Salud Pública en la UM, dio su punto de vista ante la falta de acciones pertinentes en frenar el cambio climatológico. Koman ha realizado diversos estudios encaminados a mapear la exposición al humo de incendios forestales en California y su consecuencia en comunidades de Michigan.

 

"En 2021, hubo más de 18 desastres medioambientales en Estados Unidos por un total de 1 mil millones de dólares cada uno, generando impactos negativos en salud, especialmente en niños y ancianos. Es necesario tomar acciones para cambiar el rumbo del planeta y no quedarnos a esperar soluciones políticas que solo prolongan la problemática como en la película".

 

Al igual que en Don't Look Up, el problema se ha hecho más complicado de resolver a medida que se ignora el surgimiento de las tecnologías limpias. Según los expertos, el planeta está en tiempo de darle la vuelta al cambio climatológico con la ayuda de tecnologías verdes, pero aun así queda mucho por resolver.

 

Notas Relacionadas