Niños que enfermaron de COVID-19 tienen más riesgo de desarrollar diabetes: CDC

Foto: Pixabay

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) llevaron a cabo un estudio sobre diabetes en el que concluyeron que al parecer los niños y menores de 18 años presentan un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 1 o tipo 2 tras recuperarse de COVID-19.

 

De acuerdo con The New York Times, el estudio de los CDC analizó los diagnósticos de diabetes en jóvenes menores de 18 años durante el transcurso de un año o más, a partir del 1 de marzo de 2020, comparando a los que tenían coronavirus con los que no. Para ello se valieron de dos bases de datos de reclamos de planes de salud de Estados Unidos.

 

De esta manera, los investigadores hallaron aumentos en la diabetes en ambos conjuntos de datos, aunque las tasas relativas fueron muy diferentes, pues descubrieron un aumento de 2.6 veces en nuevos casos de diabetes entre niños en un grupo, y un aumento menor del 30 por ciento en otro.

 

Al respecto, Sharon Saydah, investigadora de los CDC y autora principal del estudio, dijo: "Incluso un aumento del 30% es un gran aumento en el riesgo. Es probable que las diferencias sean el resultado de diferentes formas de clasificar a los niños como portadores de Covid”.

 

Asimismo, el experto dijo que no estaba claro si la diabetes tipo 2 posterior a COVID-19 es una afección crónica en los menores analizados o un padecimiento transitorio que se resuelve. (La diabetes tipo 1 no es reversible). A la mayoría de los niños se les dio seguimiento durante cuatro meses y medio.

 

Por ello, los expertos enfatizan la importancia de vacunar a todos los menores elegibles contra COVID-19, así como usar medidas sanitarias, como uso de cubrebocas y distanciamiento social, para proteger a los más pequeños, que aún no pueden ser vacunados.

 

“Es muy importante que los médicos, los pediatras y los padres estén al tanto de los signos y síntomas de la diabetes, para que puedan diagnosticar a sus hijos”, dijo Saydah, y llamó a prestar atención al aumento de la sed, la micción frecuente, la pérdida de peso involuntaria y la fatiga, cuyos síntomas están asociados a este padecimiento.

 

Por último, advirtió que el aumento de peso y el sedentarismo son factores de riesgo para la diabetes tipo 2; ambos han aumentado durante la pandemia. Además, muchos de los niños fueron diagnosticados después de tener un episodio de cetoacidosis diabética, una complicación potencialmente mortal originada cuando el cuerpo no tiene suficiente insulina para permitir que el azúcar en la sangre ingrese a las células y usarla como energía.

Notas Relacionadas