Inés Parra, ejemplo improductividad y agitación social

Foto: Enfoque

Una de las diputadas más improductivas de la Cámara de Diputados es la legisladora morenista por Puebla, Inés Parra Juárez, quien bajó el privilegio que representa el fuero constitucional se ha convertido en ejemplo de improductividad y agitación social.

 

De Inés Parra solo se tienen noticias cuando hay un conflicto donde su pequeño grupo político tiene presencia, pues en cuatro años que tiene como diputada federal no ha presentado iniciativas en la Cámara de Diputados.

 

El historial fuera del Congreso de la Unión tampoco es muy productivo para Inés Parra, pues solamente puede presumir formar parte o comandar conflictos sociales que muchas veces pueden salirse de control.

 

De destacar es que fue parte fundamental del conflicto que se desató en la elección de candidatos en el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Puebla, ya que fue señalada de ser una de las abanderadas impuestas por la dirigencia estatal.

 

Inés Parra formaba parte del grupo político de Carlos Evangelista y es cercana al también legislador federal Ignacio Mier Velasco, lo que fue suficiente para recibir como premio a la improductividad una nueva designación como candidata a repetir como diputada federal.

 

Lejos de presumir alguna labor destacada desde la Cámara de Diputados, Inés Parra Juárez lleva años provocando conflictos en la Sierra Negra poblana, siendo su exigencia de destitución de David Celestino Rosas como alcalde de Coyomeapan una de sus “luchas”.

 

 

Sin embargo, pobladores de la región señalan que la intención de Inés Parra nunca fue en beneficio de la sociedad, sino que buscaba colocar a su pequeño grupo político al frente de esta localidad.

 

Ahora es el cobro del Derecho al Alumbrado Público (DAP) lo que tiene como bandera Inés Parra, tema que por cierto no ha llevado a la Cámara de Diputados, lugar donde bien podría -o debería- presentar alguna propuesta y justificar su protesta.

 

Lo grave de estas protestas “sociales” de Parra Juárez es que todo va encaminado a la violencia, al grado de incluso presuntamente promover el secuestro del hijo del alcalde de Ajalpan para lograr su cometido.

 

 

Mientras Inés Parra encabeza luchas que solo tienen como objetivo lograr sus intereses personales, cobra un muy jugoso sueldo en la Cámara de Diputados sin siquiera figurar como una diputada productiva.

Notas Relacionadas