FGJCDMX investiga posible exhumación de cadáver de bebé en Iztapalapa

Foto: Pixabay

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) confirmó que hay una denuncia por una exhumación ilegal y robo del cadáver de un bebé de un panteón en la alcaldía de Iztapalapa, el cual presuntamente, fue introducido al Cereso de San Miguel en la ciudad de Puebla.

 

Mediante sus redes sociales, la FGJCDMX confirmó que hasta la tarde del viernes recibió una denuncia por parte del administrador de un panteón en Iztapalapa, sobre la exhumación y robo del cadáver de un bebé.

 

El administrador indicó a las autoridades que una pareja llegó al panteón pidiendo excavar en la tumba de su hijo, a quien enterró hace unos días, pero al hacerlo descubrieron que el cuerpo del menor ya no estaba, por lo que decidió acudir a la FGJCDMX a interponer la denuncia.

 

Ante esta situación, personal ministerial de la Fiscalía de Investigación Territorial en Iztapalapa, adscrito a la Coordinación General de Investigación Territorial, inició una carpeta de investigación y solicitó apoyo de elementos de la Policía de Investigación.

 

Los agentes, acompañados de peritos en criminalística, fotografía y química de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales, acudieron al panteón para recabar indicios e integrarlos a la carpeta que esa a cargo de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas.

 

Esto coincide con lo revelado por Saskia Niño de Rivera, presidenta de la ONG Reinserta, quien señaló que el menor se llamaba Tadeo, nació el 4 de octubre de 2021 en la Ciudad de México, pero tuvo complicaciones de salud que lo llevaron a un quirófano.

 

Tadeo falleció el 5 de enero de este año, con apenas 3 meses de edad, y fue sepultado un día después en un panteón de Iztapalapa donde alguien exhumó su cuerpo y lo introdujo en el Cereso de San Miguel, donde fue localizado dentro de un contenedor de basura el 10 de enero.

 

Por ahora se desconoce quién, cómo y por qué ingresaron el cadáver de un bebé al centro penitenciario de la ciudad de Puebla.

Notas Relacionadas