Peligra vida de “El Bronco” si no recibe atención médica, advierte su doctor

Foto: Twitter / @JaimeRdzNL

Adalina Dávalos Martínez, esposa de Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco", y Manuel de la O Cavazos, su médico de cabecera, aseguraron que el exmandatario está en una situación grave de salud, por lo que necesita recibir atención médica urgente. En este sentido, denunciaron la violación de derechos humanos y constitucionales de “El Bronco”, pues no ha sido atendido a pesar de que un juez ordenara su traslado a un hospital desde la noche del sábado.

 

El médico explicó que el exmandatario presenta un sangrado intestinal y ha bajado sus niveles de hemoglobina. "Está grave, necesita una atención integral para tratar de resolver su problema, él está dispuesto a llevar todo su proceso legal, pero hay que atenderlo", señaló De la O.

 

Por otro lado, el doctor advirtió que la vida de Jaime Rodríguez está en riesgo si no recibe atención médica inmediata, además, señaló que “alguien va a ser culpable, si les avisamos que estaba mal, y la sociedad no es tonta”. Al respecto, Adalina Dávalos explicó que desconoce de quién sería la responsabilidad en caso de que algo le ocurriera al exmandatario.

 

 

“No sé si sea responsabilidad del director del área penitenciaria, el secretario (de Seguridad) o en niveles más altos el secretario de Gobierno Javier Navarro Velasco y el gobernador Samuel García”, dijo Dávalos.

 

De la O indicó que siguen a la espera del traslado de “El Bronco” y explicó que la única atención que le han brindado las autoridades penitenciarias consiste en revisar signos vitales como la presión arterial y la frecuencia cardiaca. El doctor denunció que su paciente no recibe la atención adecuada, incluso, reveló que hace unos días le tomaron una tomografía y le dijeron que tenía apéndice, órgano que le fue extraído hace años.

 

Dávalos Martínez aclaró que esto no se trata de ninguna estrategia para sacar a su marido de la cárcel, pues Rodríguez está dispuesto a enfrentar su proceso legal por delitos electorales que se le atribuyen, aunque aclaró que es necesario que esté bien de salud, pues “es su derecho constitucional como persona privada de la libertad".

 

Finalmente, la mujer presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos debido a que considera que existe "una instrucción perversa" de altas autoridades estatales para que se le niegue el acceso a la salud a su esposo.

Notas Relacionadas