Errores de controladores aéreos, causa de tragedias en aeropuertos

Foto: Xinhua

Un momento de terror se vivió la noche del sábado 7 de mayo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), cuando dos aviones de Volaris estuvieron a punto de chocar en plena pista de esta terminal.

 

Las imágenes muestran la maniobra que tuvo que llevar a cabo uno de los pilotos debido a que en la pista de aterrizaje estaba otro avión parado, lo que pudo terminar en un choque con consecuencias fatales.

 

 

El error es en gran medida de la torre de control del AICM, pues debía alertar al avión que estaba a punto de aterrizar la presencia de la otra aeronave, algo que no sucedió, dejando a ciegas al piloto del avión procedente de Mazatlán.

 

El tema para nada es menor, pues los errores de los controladores aéreos han costado vidas humanas en algunos incidentes presentados alrededor del mundo.

 

En marzo de 1973, un avión de Iberia y uno de Spantax chocaron en pleno vuelo en las cercanías de la ciudad francesa de Nantes, muriendo los 68 pasajeros del avión de Iberia. El choque fue provocado por una huelga de controladores aéreos de Francia.

 

Uno de los más graves se pudo ver en 1984 en Rusia, cuando el vuelo 3352 de Aeroflot se estrelló contra vehículos de mantenimiento de la pista de aterrizaje, matando a 174 personas que iban a bordo de la aeronave y a 4 más en tierra.

 

 

El accidente se debió a una cadena de errores en las operaciones del aeropuerto, siendo punto clave que el controlador del tránsito aéreo se quedó dormido en pleno servicio.

 

El 13 de septiembre de 1997, un avión de la fuerza aérea de Alemania y un avión de transporte de la fuerza aérea de Estados Unidos chocaron en el aire frente a la costa de Namibia, dejando un saldo de 33 muertos.

 

Los controladores aéreos no estaban advertidos de la presencia de estas aeronaves en el espacio de Namibia, además de que el avión alemán volaba en una altitud incorrecta.

Notas Relacionadas