¿Se te perdió algún documento, tarjeta o credencial? Toma en cuenta esto

Foto: Enfoque y Pixabay

El robo de identidad es uno de los delitos que más ha crecido y que genera más problemas legales y económicos para las víctimas, cuyo único error fue haber perdido alguna tarjeta o documento de identidad.

 

Por ese motivo en Imagen Poblana hacemos una recopilación de los principales documentos que puedes perder, el mal uso que algunas personas le pueden dar y, sobretodo, cómo evitar que esto pueda ocurrir.

 

La credencial de elector

 

La credencial de elector o INE, es uno de los documentos de identidad que se extravía con mayor frecuencia, en parte porque es una de las identificaciones que más veces al año se solicita para hacer trámites en instituciones.

 

Ya sea porque la perdiste o porque fue parte del botín de un asalto, la pérdida de la credencial de elector es algo que no debe dejarse pasar por alto, ya que al ser el más común también es el documento de identidad que permite hacer el mayor número de trámites.

 

Al ser un documento emitido por el Instituto Nacional Electoral (INE), es el mismo organismo descentralizado quien se encarga de canalizar los reportes por robo o extravío de sus credenciales a fin de actualizar el padrón electoral.

 

Debido a que es uno de los documentos con el cual el hampa puede robar la identidad de sus víctimas, el INE exhorta a los electores que perdieron sus credenciales a reportar estos hechos y dejar constancia de lo ocurrido.

 

El reporte de robo o extravío se puede hacer en los módulos del INE o a través de sus líneas telefónicas, concluyendo el trámite con la generación de un folio que servirá para reponer tu credencial y también para dejar constancia de que el plástico fue dado de baja del padrón electoral.

 

Aunque existen muchas posibilidades y supuestos legales que se adecuan según la situación, básicamente se puede decir que el reportar el robo o pérdida de tu credencial te permite demostrar a futuro, y en caso de ser necesario, que no tenías el plástico si es que alguien hubiera hecho mal uso de él.

 

Actas de nacimiento, pasaporte o licencia de manejo

 

El acta de nacimiento, su uso y expedición se ha ido modificando con la digitalización de muchos servicios. Es por ello que actualmente estos papeles tienen una caducidad, aunque no por eso dejan de estar sujetos a un mal uso por robo de identidad.

 

Este tipo de documento es expedido por un registro civil para distintos fines, siendo clave en trámites donde el peticionario deba acreditar su identidad.

 

El robo o extravío de este documento, junto con el pasaporte, la licencia de manejo y las identificaciones en general, incluyendo el INE, debe de ser reportado ante la autoridad competente para generar una constancia de hechos.

 

Para el caso de Puebla es la Fiscalía General del Estado quien ofrece la generación de expedientes de atención temprana por la pérdida o extravío de objetos o documentos, tales como credenciales en general; credencial del INE; licencia de manejo; pasaporte y documentos.

 

Si los perdiste, el trámite por la generación de esta constancia es más rápido que cuando la pérdida de documentos fue derivada de un hecho ilícito, por ejemplo, un robo, pues en esos casos no solamente se necesitará una constancia sino que se debe de abrir una carpeta de investigación.

 

Tarjetas bancarias

 

Los trámites anteriormente citados no aplicarán para el robo o extravío de tarjetas bancarias, ya que estas deben de ser reportadas ante la entidad bancaria que las emitió, ya sea un banco o una tienda departamental.

 

Los plásticos de este tipo suelen ser los más susceptibles a ser usados con fines delictivos pues sirven para hacer compras en internet antes de que el dueño pueda presentar el reporte correspondiente ante el banco.

 

Cuando el plástico fue usado a través de una usurpación de identidad, será el mismo banco quien proporcione al afectado los pasos a seguir para desconocer los cargos hechos a la tarjeta robada o extraviada, misma situación que si el plástico fue clonado.

 

Una de las recomendaciones a seguir en estos casos es evitar usar la tarjeta en terminales dudosas, con aditamentos extraños al punto de venta, así como evitar perder de vista el plástico.

 

Otras formas de evitar el robo de identidad

 

Así como un acta de nacimiento, un pasaporte o una credencial de elector pueden ser usadas en el robo de identidad, los comprobantes domiciliarios terminan por ser el complemento perfecto para fraudes de otras proporciones.

 

Existen casos documentados donde personas deben pagar créditos millonarios por préstamos que jamás pidieron, o casas o vehículos que jamás compraron, pero que la persona que hizo el trámite uso documentos de identidad legítimos sin que el agraviado lo supiera.

 

Según las autoridades, no se deben proporcionar documentos de esta índole a personas que no sean de absoluta confianza o que no ofrezcan un contrato de protección de datos personales.

 

También se recomienda no desechar recibos o documentos que puedan servir para hacer trámites bancarios o de otra índole, refiriéndose a recibos de luz, teléfono o agua, que pueden servir como comprobantes domiciliarios.

 

Para tales efectos se recomienda romperlos o guardarlos hasta que ya no sean útiles, pues la mayoría de los lugares piden que los comprobantes no sean mayores a tres o seis meses, según sea el caso.

Notas Relacionadas