Venta irregular de mascotas: la ganancia antes que el cuidado de los animales

Foto: Enfoque

La regulación sobre la venta de mascotas ante la presión de organizaciones protectoras de animales ha provocado que se extienda el mercado negro de animales de compañía y la venta de los mismos en redes sociales, sin ningún tipo de regulación para vendedores y compradores.

 

La creación de la Ley de Bienestar Animal, sus reformas y la presión de las organizaciones protectoras motivó que la venta de animales se regule a tal grado, que veterinarias y tiendas de mascotas ya no tienen animales en sus exhibidores.

 

Esto ha provocado que criadores o dueños ocasionales de estos animales busquen un espacio para vender cachorros de perros o gatos, principalmente, buscando obtener una ganancia, pero sin importarles en donde acaben los animales.

 

Imagen Poblana constató que las tiendas de mascotas en centros comerciales ya no exhiben más a cachorritos para sus ventas, misma situación que en la zona de Analco, donde los fines de semana existía un “bazar” donde se vendían los cachorros en la vía pública.

 

Sin embargo, la venta de mascotas ahora se da en plataformas digitales, siendo Facebook una de las más usadas gracias a la poca regulación que hay para hacer una publicación en la cual se ofrezcan “cachorros de raza”.

 

Anuncios con todo y fotografías son localizables con solo poner la palabra "cachorros" o el nombre de alguna raza en específico, mostrándose claramente que son para venta, aunque existen otros donde ofrecen una "adopción" pero con cuota de recuperación.

 

En plataformas como Mercado Libre sigue la categoría de Animales y Mascotas, y en ella se puede anunciar la venta de cachorros, aunque el número de publicaciones de este tipo han disminuido de forma considerable.

 

¿Todos los perritos sufren explotación?

 

Detrás de la venta de estos cachorros hay diversas condiciones, pues hay muchos casos en que se trata de una camada producto de una pareja de mascotas que fue cruzada porque algunos veterinarios lo sugieren “para evitar problemas de salud”.

 

Un perro puede tener hasta tres celos al año; además, las hembras no permiten que cualquier perro las monte, por lo que una cruza casera es relativamente complicada en términos económicos.

 

También hay criadores que se dedican a la reproducción controlada de perros de determinadas razas y con ciertas características, que permitan preservar el linaje. Generalmente son perros alimentados y criados bajo estrictas condiciones sanitarias y de cuidados, por lo que al final se venden en un precio más elevado.

 

La tercera situación y quizá la más lamentable es la de sujetos que no son criadores expertos y solamente buscan obtener la mayor cantidad de dinero con la cruza de dos perros.

 

Muchos de estos animalitos terminan siendo vendidos en tianguis y mercados de Puebla, ofreciéndolos como perros de determinada raza sin serlo, lo cual termina por condicionar para mal su futuro.

 

Y es que más de una vez se ha visto que muchos "compradores" suelen deshacerse de estos animalitos cuando crecen y se descubre que no eran de la raza que esperaban.

 

Es por ello que muchas asociaciones protectoras de animales promueven la tenencia responsable a partir de la esterilización de las mascotas y el llamado movimiento "adopta, no compres", con el cual buscan reducir el mercado negro y de paso darles un hogar a los perritos en situación de calle.

Notas Relacionadas