De tlacoyos a lavado de dinero, el historial de Arturo R.

Foto: Enfoque

Por lo regular, el periodismo poblano se une cada que algún miembro del gremio pasa dificultades; sin embargo, la detención del director de Diario Cambio, Arturo R, ha generado un impacto muy diferente, mostrando que este personaje es non-grato entre los periodistas poblanos.

 

Y es que Arturo R se fue creando una fama de un personaje abusivo y sin escrúpulos por la manera en la que actuaba, aprovechando el poder que le daba tener un medio de comunicación a su disposición, lo que también era usado para presuntos actos de extorsión como el que intentó contra el priista Jorge Estefan Chidiac.

 

Previo al hecho más bochornoso de su carrera, Arturo R fue criticado por lucrar con el feminicidio de Karla López Albert en 2014, cuando el director de Cambio montó un show mediático que incluyó el unirse a la desprestigiada Laura Bozzo para sacar beneficio de este lamentable hecho

 

Fue en mayo de 2015 cuando Arturo R quedó exhibido a nivel nacional, luego de que pidió 10 millones de pesos al entonces candidato del PRI a una diputación federal, a cambio de no publicar unos audios comprometedores de este político.

 

Arturo R se quiso justificar de este intento de extorsión señalándole a Chidiac que su negocio era administrar la reputación de los políticos, dejándole en claro que no vendía “tlacoyos” y no aceptaría menos de la cantidad referida para no revelar información comprometedora del priista, situación que derivó en una denuncia por intento de extorsión por parte de Chidiac.

 

 

El periodismo de golpeteo no paró en Diario Cambio, pues Arturo R comenzó con un programa de televisión por internet donde hacía y deshacía a su antojo, lo que lo llevó a ser despreciado por alumnos de la Escuela Libre de Derecho, donde él daba clases.

 

En uno de los referidos programas, Arturo R abordó el tema del feminicidio de la joven Mara Castilla Miranda, ocurrido en 2017, señalando que “a Mara la mataron por borracha”, afirmando que la muerte de esta universitaria era “50 %” su propia culpa, revictimizando así a esta joven asesinada.

 

 

Por este motivo, los estudiantes de la Libre de Derecho exigieron su salida, por lo que al “periodista” no le quedó más remedio que renunciar a esta institución educativa.

 

Este tipo de situaciones no cambiaron en nada la manera de conducirse de Arturo R, que constantemente lanzaba críticas con tintes misóginos y violentos en redes sociales, hasta el momento en que se reveló la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en su contra por diversos delitos, incluido el lavado de dinero.

 

Arturo R buscó por todas las maneras hacer que esta investigación, donde se incluye al diputado morenista Ignacio Mier, se tomara como una persecución política por parte del gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, algo que fue desmentido por el mismo mandatario.

 

 

Horas antes de su detención en la CDMX, Arturo R todavía intentó lucrar con el dolor ajeno, pues quiso usar el lamentable asesinato de la abogada y activista Cecilia Monzón para tratar de inculpar a Jorge Estefan Chidiac en esta grave situación.

 

El panorama para Arturo R es muy complicado, ya que todo indicaría que el director de Diario Cambio no alcanzaría libertad bajo fianza, por lo que todo su proceso lo llevaría en prisión.

Notas Relacionadas