Un joven de 17 años se suicida tras ser víctima de “sextorsión”

Foto: Twitter

Las autoridades de Estados Unidos reportaron que están investigando el caso de un joven originario de San José, California, que se suicidó el pasado mes de febrero, después de que un ciberdelincuente lo extorsionara con la amenaza de publicar una foto en la que aparecía desnudo si no le pagaba una gran cantidad de dinero.

 

Se trata de Ryan Last, de 17 años, quien se puso en contacto a través de internet con una supuesta mujer que le mandó una fotografía desnuda, aunque el joven no sabía que se trataba de un extorsionador. El delincuente convenció al adolescente de que compartiera con él una imagen similar y una vez que la obtuvo, lo amenazó con enviarla a sus familiares y amigos si no le mandaba 5,000 dólares.

 

Pauline Stuart, madre del joven, reveló que su hijo entregó 150 dólares, que era todo el dinero que tenía en ese momento, pero el extorsionador le exigió más y ejerció una “presión extrema”, algo que el joven no pudo soportar y al no encontrar una solución a su problema, decidió quitarse la vida ese mismo día.

 

Last dejó una nota de suicidio en la que explicaba los motivos de su decisión y de acuerdo con su madre, la extorsión tuvo un “impacto devastador” en el joven, pues pensaba que si esa imagen se publicaba su vida estaría arruinada. "Pensó que su reputación estaría destruida y estaba aterrorizado sobre lo que pudiese pensar su familia y sus amigos", explicó Stuart.

 

 

Este caso ha alertado a las autoridades locales, pues han registrado un incremento importante en este tipo de crímenes, denominados “sextorsión” o extorsión sexual. Esta práctica delictiva consiste en amenazar a las víctimas con la revelación de información o contenido íntimo a no ser que se pague una gran cantidad de dinero al autor del chantaje.

 

En este sentido, el FBI de San Francisco ha intensificado las campañas para advertir a los padres de los riesgos, ya que la gran mayoría de perjudicados son adolescentes, generalmente entre los 14 y los 17 años.

 

De acuerdo con datos del FBI, solo en 2021 se reportaron 18,000 quejas en EU relacionadas con esta estafa, que ha provocado pérdidas superiores a 13 millones de dólares, además, ha generado "efectos devastadores en los niños y sus familias".

 

Finalmente, las autoridades han recomendado a los padres ser selectivos con lo se que comparte en línea, sobre todo con la información personal y contraseñas, además, se ha animado a los jóvenes a reportar cualquier comportamiento sospechoso a un adulto de confianza, pues "las personas pueden pretender ser cualquier cosa o cualquier persona en línea".

Notas Relacionadas