Levantones, uno de los grandes temores de las mujeres al salir a la calle

Foto: Enfoque

La violencia de género, las personas desaparecidas, las violaciones y los casos tanto de secuestro como de privación de la libertad han provocado que muchas mujeres teman salir a la calle o lo hagan con medidas de seguridad adicionales.

 

Si bien desde la esfera política o del activismo se le exige al gobierno que tome cartas en el asunto para erradicar la violencia de género, muchas mujeres optan por tomar medidas inmediatas para su seguridad.

 

Imagen Poblana consultó a dos mujeres, Laura de 21 años y Yolanda de 27; la primera, estudiante y la segunda, trabajadora de una tienda departamental, quienes diariamente tienen que usar el transporte público, caminar por la ciudad y regresar a veces de noche a sus casas.

 

En el caso de Laura, se le cuestionó acerca de su principal temor al salir de casa, por lo que lo primero que se le vino a la mente fue "que me vayan a levantar", a lo que le siguió un temor porque la priven de la libertad y no volver a su casa.

 

Laura señaló que en las últimas semanas ha visto muchos casos en medios de comunicación y redes sociales en los que las mujeres son jaloneadas en la calle y después de eso no se vuelve a saber de ellas.

 

"Escuchas mucho todo lo que pasa y si te da miedo porque una nunca sabe si solo te quieren asaltar, si te quieren violar o si después te van a soltar y podrás regresar a tu casa, es de mucho miedo la verdad", expuso Laura.

 

El temor de Yolanda no fue diferente, ya que además es mamá de un niño de 6 años y su principal temor es no volver a casa cada vez que sale a trabajar, porque es el principal sostén del hogar.

 

"Luego ves los casos de mamás solteras que salen de su casa y ya no vuelven, que solamente fueron a trabajar y algún loco se les hace fácil matarlas, es algo que a mí me da mucho miedo, pero ni modo, tenemos que salir a trabajar y no podemos quedarnos encerradas", expuso Yolanda.

 

¿Qué hacen para cuidarse?

 

Yolanda ha tomado medidas extremas, pues desde que inició la pandemia decidió no salir a fiestas ni reuniones con sus compañeros de trabajo, por lo que lleva dos años yendo únicamente del trabajo a su casa y viceversa.

 

"Yo opté por ya no salir a fiestas, no ir a bailes ni nada. Mis papás siempre me han apoyado y mis hermanas me dicen que ellos cuidan a mi hijo, pero la verdad es que prefiero rodearme de personas de confianza. Es extremo, pero no hay condiciones actualmente para llevar ese ritmo de vida", señaló.

 

Además de esto, Yolanda le avisa a su mamá cuando sale del trabajo y tiene una rutina establecida, por lo que ante cualquier alteración no anunciada se pueden prender las alertas en su hogar.

 

En el caso de Laura, ella no ha decidido cerrarse al salir de noche y otras actividades con amigos y compañeros de la escuela, pero si toma algunas medidas adicionales cuando lo hace.

 

Primero, explicó, comparte la ubicación en tiempo real de su celular con su mamá, por lo que ante una emergencia ella puede saber en dónde está.

 

Mientras que en las noches, cuando ella quiere salir a algún lado, uno de sus vecinos que es taxista se encarga de llevarla y traerla, para evitar que tenga que tomar un transporte con una persona que no sea de confianza.

Notas Relacionadas