Nahuel Guzmán, otra voz que explota ante incapacidad de arbitraje mexicano

Foto: Enfoque

El portero de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Nahuel Guzmán, ha puesto nuevamente el dedo en una llaga que el futbol mexicano no puede y no quiere curar: la crisis que vive el arbitraje en la Liga MX. Situación que desde aficionados hasta directivos ven desde hace ya mucho tiempo.

 

Si bien es cierto que Nahuel Guzmán es un futbolista conflictivo y que cae muchas veces en el antifutbol, es también cierto que lo señalado por el arquero de los Tigres no está fuera de realidad, aunque la Federación Mexicana de Futbol (FMF), la Liga MX, la Comisión de Arbitraje y hasta algunos comentaristas digan lo contrario.

 

Esta semana se reveló un video donde Guzmán se dirige al vestuario de los árbitros tras el duelo de semifinales entre Tigres y Atlas, en el que los de la UANL fueron eliminados y donde se presentó un arbitraje desastroso de César Ramos Palazuelos, quien increíblemente será el silbante que representará a México en el Mundial de Qatar 2022.

 

En este video se puede ver a Nahuel Guzmán tratando de encarar a los silbantes para luego señalar que “no tienen vergüenza” y calificarlos de “corruptos”, algo que ya le valió que se inicie una investigación en su contra, pese a que lo expresado por el arquero no está fuera de la realidad.

 

 

Seguramente, la investigación en contra de Nahuel Guzmán procederá y será suspendido al menos 4 juegos, demostrando que más allá de poner atención en la actuación de los silbantes, la FMF, la Liga MX y la Comisión de Árbitros están decididos a castigar a todos los que critiquen el terrible arbitraje que hay en México.

 

La Liguilla ha sido escenario del peor momento de los silbantes mexicanos, destacando el mal desempeño de árbitros como el mencionado César Ramos Palazuelos y de Fernando Guerrero, quien tuvo una actuación tendenciosa en el América vs Puebla, donde repitió un penal que había atajado el arquero poblano Antony Silva.

 

En su momento, Silva también criticó la actuación del silbante y se puso en la mira de los jerarcas del futbol mexicano, abriendo también la puerta a sospechas de corrupción que dejarían en un grave problema al futbol mexicano de cara a la organización del Mundial 2026.

 

 

Lo dicho por Nahuel Guzmán es la opinión generalizada que se tiene en estos momentos por parte de la afición, que se muestra molesta por la actitud que han tomado los árbitros, que dejan ver que protegen los intereses de terceros, sin importar tirar a la basura todo el esfuerzo de un club.

 

Mientras tanto, la FMF, la Liga MX y la Comisión de Arbitraje mantendrán la postura inquisidora que han tomado, alentada también por comentaristas y periodistas que de manera increíble quieren defender algo indefendible.

Notas Relacionadas