López Zavala, el nombre que más luce en el PRI… para mal

Foto: Enfoque

Hablar de Javier López Zavala es referirnos al personaje priista que fue parte importante de la debacle del Revolucionario Institucional en Puebla, pues desde que fue impuesto como candidato a la gubernatura en 2010 por el mal recordado “góber precioso”, el tricolor poblano cayó en una crisis que lo mantiene sumido en la mediocridad.

 

Hoy, López Zavala es nuevamente noticia dentro del expartidazo, pues está a nada de ser expulsado del partido que lo nominó a la gubernatura de Puebla por unos actos de traición a los estatutos de este instituto político, reglas que para ser francos ningún priista respeta en estos momentos.

 

Y es que el otrora “delfín” de Mario Plutarco M no tuvo empacho en apoyar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en las campañas políticas de 2018 y en la extraordinaria de Puebla en 2019, organizando incluso eventos para promover a candidatos morenistas y portando el característico chaleco guinda de este instituto político.

 

Ante su inminente expulsión del desahuciado PRI, llegan a la memoria todos los momentos en los que el nombre de Javier López Zavala ha lucido para mal dentro del tricolor, siendo muestra fiel de la grave crisis que vive este partido, que lo pone en la antesala de una latente desaparición del mapa electoral.

 

Tras su derrota electoral en 2010, López Zavala se ocultó por unos meses e incluso se dijo que regresó a su natal Chiapas para atender una notaría; sin embargo, poco después se envalentonó y decidió regresar a Puebla a buscar alguna candidatura que nunca consiguió.

 

Los momentos de traición de López Zavala no solo han sido dirigidos al PRI, pues en 2017 se fue a la yugular de su mentor y “amigo” Mario Plutarco M, al señalar que su derrota en la elección a la gubernatura fue pactada por el exgobernador con el PAN, a fin de que el exmandatario no pisara la cárcel.

 

Hace dos semanas, el nombre de Javier López Zavala también reapareció debido al lamentable asesinato de la activista y abogada Cecilia Monzón, con la que este político chiapaneco tuvo un hijo del cual no se hizo responsable, motivo por el que Monzón lo demandó para que entregara pensión alimenticia al menor.

 

 

López Zavala se estaría colocando como uno de los frentes abiertos de la investigación del asesinato de Cecilia Monzón, por lo que al PRI le estaría urgiendo deshacerse del lastre que hoy representa este personaje, caracterizado por la derrota, la traición y la irresponsabilidad.

 

Será cuestión de días para que el PRI confirme la expulsión definitiva de López Zavala, con lo que la carrera política de este exmarinista recibirá el último empujón para que termine por completo, pues es un hecho que no figurará nuevamente en el mapa electoral.

Notas Relacionadas