Autopista Puebla-Orizaba, una constante trampa mortal

Foto: Enfoque

Por Puebla atraviesan vialidades que son consideradas de alto riesgo por todos los problemas que se pueden ver en ellas, lo que ha derivado en accidentes de gran magnitud que han dejado a infinidad de heridos y decenas de muertos, muchas veces por la falta de precaución de conductores y las malas condiciones del asfalto.

 

Si bien los ojos se centran en la autopista México-Puebla y sus constantes problemas, desde Amozoc hasta Esperanza, zona donde ya se considera esta vialidad como la autopista Puebla-Orizaba, el peligro es constante y esto se ve en los constantes accidentes que se presentan.

 

La carambola que se dio ayer en el tramo que comprende el municipio de Acatzingo es muestra fehaciente de que la autopista Puebla-Orizaba es una trampa mortal para quienes circulan por esta vialidad, donde un error puede provocar un siniestro de grandes magnitudes como el visto el lunes.

 

Y es que los problemas en esta carretera son diversos, comenzando por las pésimas condiciones en las que está la cinta asfáltica, pues el paso constante de vehículos y la falta de mantenimiento han generado baches y una carretera irregular donde se debe manejar con mucha mayor preocupación.

 

 

Debido a que es una zona recta, muchos traileros y conductores de autobuses han tomado como costumbre manejar a muy altas velocidades, lo que es un gran riesgo, debido a que diversos vehículos son de los llamados doble semi-remolque, que son más propensos a volcarse.

 

De la misma manera, los automovilistas no toman las precauciones necesarias al circular junto a estos vehículos pesados, perdiendo el control de sus autos y terminando en accidentes con graves consecuencias.

 

Uno de los puntos más complicados de esta autopista es la incorporación de la carretera que conduce a Tehuacán, pues la salida debe darse con extremo cuidado debido a que a esa altura ya circulan camiones y tráileres a altas velocidades.

 

Es urgente entonces que las autoridades de Caminos y Puentes Federales tomen mayor conciencia de los peligros que hay en esta carretera, a fin de que el riesgo de un accidente de grandes proporciones como el visto el lunes sea mucho menor.

Notas Relacionadas