Tras primera audiencia, ingresan a Javier L. al Cereso de San Pedro Cholula

Foto: Enfoque

El presunto autor intelectual del feminicidio de Cecilia Monzón, Javier L. Z. fue ingresado al Cereso de San Pedro Cholula, pero hasta el momento solo ha sido acusado del delito de violencia familiar, cometido en contra de la activista y madre de su hijo.

 

Así lo dieron a conocer fuentes cercanas al caso, quienes confirmaron que este martes se llevó a cabo la audiencia inicial en su contra en la Casa de Justicia de San Andrés Cholula.

 

Se sabe que en la audiencia el agente del Ministerio Público solamente le formuló una imputación por el delito de violencia familiar en agravio de su expareja, Cecilia Monzón Pérez, con quién tenía un hijo en común.

 

Luego de exponer los datos de prueba el agente del Ministerio Público solicitó la vinculación a proceso, pero el abogado del expriista le aconsejó acogerse a la duplicidad del término constitucional.

 

Por este motivo se autorizó que sea en una segunda audiencia donde se resuelva su situación legal; mientras tanto, se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva en el Cereso de San Pedro Cholula.

 

El sobrino de Javier L., Jair, también fue presentado este día ante un juez de control pero en la Casa de Justicia de San Martín Texmelucan, donde el agente del Ministerio Público le imputó el delito de feminicidio.

 

Jair, que es señalado como uno de los dos autores materiales del feminicidio, también solicitó la duplicidad del término constitucional y será en una segunda audiencia cuando se determine si hay elementos para vincularlo a proceso. Mientras tanto, el juez de control impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa y ordenó su traslado al Cereso de Huejotzingo.

 

En el caso de Santiago B., exdelegado en Puebla de la Secretaría de Relaciones Exteriores, aún no ha sido presentado ante un juez de control por su presunta participación en el feminicidio de Cecilia Monzón.

 

Según la Fiscalía General del Estado, Javier L. habría planeado desde abril el asesinato de su expareja sentimental, para lo cual contrató a su sobrino Jair y otro sujeto de nombre Silvestre.

 

Fueron Jair y Silvestre quienes habrían vigilado a la víctima hasta el pasado 21 de mayo, cuando finalmente cometieron el asesinato a bordo de una motocicleta, la cual ocultaron en un domicilio de la colonia Universidades.

 

Tras dejar la motocicleta en ese lugar, Jair y Silvestre se habrían retirado manejando una camioneta Dodge Durango que está a nombre de Santiago B., conocido por ser secretario particular de Javier L. durante su carrera en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Notas Relacionadas