Del “sí, acepto” al “tiene derecho a un abogado”: bodas de políticos frustradas por la ley

Muchas veces hemos escuchado y visto en diversas notas informativas cómo algunos novios son capturados por la policía en el día de su boda. Algunos son detenidos por procesos abiertos en su contra y otros por no hacerse cargo de hijos que procrearon con otras parejas.

 

Puebla fue lugar de hechos similares, pero donde los protagonistas son políticos y personajes ligados a la política, destacando por supuesto el caso de Javier L.Z. quien fue capturado el pasado lunes a unos días de que se celebrara su enlace matrimonial, el tercero en su cuenta personal.

 

Lo sucedido con el político chiapaneco es de llamar la atención, pues todo indica que mientras la abogada Cecilia Monzón, con quien tuvo un hijo, era asesinada presuntamente por órdenes suyas, Javier L.Z. repartía las invitaciones para su boda, a celebrarse el 24 de junio próximo.

 

 

Y no era una boda cualquiera, el excandidato a la gubernatura de Puebla por el PRI tenía planeada una gran fiesta, comenzando por el enlace religioso en la iglesia de Tonantzintla, una de las más bellas de Puebla por estar bañada en oro, y terminando en el Salón Quinta Tlapanco, un lugar donde los paquetes para bodas oscilan entre los 200,000 y 400,000 pesos.

 

Esto sin contar la mesa de regalos que tenía Javier L.Z. en conocida tienda departamental, donde pidió una Smart TV de 8,000 pesos y hasta una estufa que rondaba los 16,000 pesos.

 

Una situación similar vivió el exdirector de Diario Cambio, Arturo R., quien el 21 de mayo, día de su enlace matrimonial fue capturado en la Ciudad de México por el delito de extorsión en contra del priista Jorge Estefan Chidiac.

 

Diversas versiones indican que Arturo R., cayó en la desesperación previo a ser capturado y quiso celebrar su boda antes de que esto sucediera, pues el enlace religioso estaba planeado para las 16:30 horas en la iglesia de la Virgen del Camino, mientras que el civil se haría en el Jardín Las 3 Marías de San Andrés Cholula, donde también se llevaría a cabo la fiesta.

 

 

El 16 de noviembre de 2019, el exalcalde de Tehuacán, Felipe N., vio frustrado su “sueño” de casarse debido a que fue detenido en el día de su boda por delitos de abuso de autoridad, ejercicio indebido de funciones públicas y uso ilícito de facultades y atribuciones.

 

La boda se llevaría a cabo en Cuernavaca, Morelos, pero al enterarse de que sería capturado, Felipe N., intentó librar esta detención y finalmente fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 

 

Notas Relacionadas