“Líder” de regidores de MORENA escupe al cielo

Este domingo se llevó el corte de los 240 primeros días de la administración de Eduardo Rivera Pérez en el Ayuntamiento de Puebla. Para informar los avances, el edil capitalino llevó a cabo un evento en Palacio Municipal donde estuvieron presentes todos los que integran el Gobierno Municipal.

 

Ya en el patio de este inmueble fueron llegando uno a uno funcionarios de todas las dependencias y regidores de todas las fuerzas, excepto -obviamente- los regidores del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que son liderados por un impresentable Leobardo Rodríguez Juárez.

 

Aunque nadie de la sociedad civil de esta bonita ciudad ubica quién es Leobardo Rodríguez Juárez, este regidor cree que tiene el capital político y sobre todo la calidad moral para intentar boicotear un evento del actual ayuntamiento.

 

Nosotros, los que trabajamos en esta selva llena de lodo llamado periodismo, conocemos al señor Leobardo porque no nos quedó de otra y porque se ha hecho de una mala fama desde que fue tesorero municipal en la época gris de Claudia Rivera Vivanco.

 

Hoy, el señor Leobardo cree que tiene el derecho divino de llegar y oponerse a todo lo que hace este Ayuntamiento de Puebla solo porque sí, por jalar agua de su molino y para ver si alguien en MORENA lo considera un cuadro competitivo para 2024.

 

“A qué le tiras cuando sueñas, mexicano”, dijera el gran “Chava” Flores.

 

Rodríguez Juárez se quiere colocar como una especie de Robin Hood que defiende a los desprotegidos de acciones “fuera de toda ley” como el cobro por Derecho al Alumbrado Público y por los parquímetros.

 

Pero para hablar del desfalco que la administración de Claudia Rivera Vivanco dejó en el Ayuntamiento de Puebla se hace el digno.

 

No, que entienda Leobardo Rodríguez Juárez que el ser parte de un grupo supuestamente “progresista” no lo hace el héroe de la película. Al contrario, debería seguir los lineamientos de su “ídolo” Andrés Manuel López Obrador y trabajar por el pueblo.

 

Y es que este regidor de “cuarta”, digo, regidor de la “Cuarta Transformación” cree que el no asistir a los eventos del alcalde Eduardo Rivera Pérez provocará un dolor de cabeza e insomnio en el edil capitalino.

 

¡Ternurita!

 

En fin, tal vez el señor Leobardo se entretuvo mucho en alguna partidita de Play Station mientras disfrutaba de un café del “Starbucks”, como hacía -según las malas lenguas- cuando era de los consentidos de la no menos mal recordada Claudia Rivera Vivanco.