El rover Perseverance capta basura humana en la superficie de Marte

Foto: NASA

La misión por encontrar signos de vida en Marte del rover Perseverance de la NASA sigue en marcha y durante sus recorridos por el planeta rojo ha captado diversas imágenes curiosas, ahora, se ha reportado que el rover ha detectado basura humana en la superficie del astro.

 

A través de Twitter, el equipo de Perseverance compartió una fotografía de lo que parece ser una pieza de la manta térmica utilizada para proteger al rover de las temperaturas extremas que experimentó durante el aterrizaje. "Es una sorpresa encontrar esto aquí", escribió el equipo, en referencia a que el descenso del robot tuvo lugar a unos 2 km. "¿Esta pieza aterrizó aquí después de eso o fue arrastrada por el viento?", cuestiona la publicación.

 

Esta no es la única pieza de basura que el vehículo espacial ha dejado en el planeta rojo, el pasado abril el helicóptero Ingenuity capturó una imagen de la basura espacial hecha por humanos que ha quedado abandonada en Marte, en la fotografía aparece el tren de aterrizaje que ayudó al Perseverance a descender.

 

 

"Perseverance tuvo el aterrizaje en Marte mejor documentado de la historia, con cámaras que muestran todo, desde el inflado del paracaídas hasta el aterrizaje", señaló Ian Clark, un exingeniero de sistemas de Perseverance que ahora lidera un proyecto para transportar muestras marcianas de regreso a la Tierra.

 

En este sentido, la basura espacial se ha convertido en una preocupación creciente para las agencias espaciales, pues los restos de misiones que quedan en el espacio como las botas, las palas y los vehículos completos que las misiones Apolo dejaron en la Luna, pueden contaminar cuerpos planetarios que de otro modo serían prístinos.

 

Por otro lado, la órbita de la Tierra se está llenando de satélites y basura espacial que dificultan la exploración espacial, pues representan riesgos para nuevos despegues. Además, toda esa basura espacial que rodea la Tierra, incluidos los satélites obsoletos, los propulsores quemados, los destornilladores, los paracaídas y otros restos, pueden representar un riesgo para la Estación Espacial Internacional.

Notas Relacionadas