Priismo poblano, no tan alejado de la crisis nacional tricolor

Foto: Enfoque

Todos los ojos políticos se han centrado en el desastre que ha causado Alejandro Moreno Cárdenas como dirigente del PRI Nacional, acciones que solo están colocando los últimos clavos al ataúd de un partido que desde hace ya unos años está en terapia intensiva.

 

Y es que el expartidazo no cuenta ya en estos momentos ni con el capital político ni con perfiles que impongan respeto en el mapa electoral, dejando al Revolucionario Institucional como un mero espectador en los momentos trascendentes electorales.

 

 

Lo que se ve a nivel nacional no resulta muy alejado de la realidad que vive en Puebla el PRI, pues al igual que “Alito” Moreno, el líder estatal del tricolor, Néstor Camarillo, ha dado tumbos en su manera de llevar los destinos de este partido en un estado donde es una muy débil fuerza política.

 

Y es que el PRI Puebla dejó de ser un lugar atractivo para todos esos políticos que buscaban una posición e incluso jóvenes cuadros del Revolucionario Institucional han decidido buscar otro partido, ya que no ven oportunidades para sangre nueva en este instituto político.

 

Al igual que a nivel nacional, en Puebla el PRI está a expensas de una alianza con el PAN para poder lograr algunas posiciones en 2024. Tanta es la necesidad de este partido, que el dirigente estatal del tricolor, Néstor Camarillo, buscó de inmediato a Augusta Díaz de Rivera para hablar de una alianza, apenas la panista fue electa dirigente en Puebla de Acción Nacional.

 

 

En estos momentos, el PRI Puebla no tiene cuadros competitivos para ofrecer a esta alianza y mucho menos para ir en solitario en una elección, ya que la derrota que sumarían podría provocar que incluso pierdan su registro en la entidad.

 

De la misma manera que se vio a nivel nacional con Alejandro Moreno, Néstor Camarillo buscó el beneficio propio al darse una de las primeras posiciones para llegar a una diputación local; sin embargo, al igual que “Alito”, es de los legisladores más improductivos.

 

Incluso, hay voces panistas que consideran que el PRI más que apoyo sería un lastre para el PAN en 2024, debido a que su imagen está muy desgastada ante la sociedad, que sigue viendo como parte del expartidazo a personajes rechazados como los marinistas Mario Plutarco N y Javier N, actualmente presos por diversos delitos.

Notas Relacionadas