El futbol como herencia familiar, presente en la Liga MX Femenil

Foto: Unsplash

Aunque falta mucho impulso al futbol femenil en México, hay familias que traen el balompié en la sangre y eso se convierte en una herencia que en estos momentos podemos ver en la Liga MX Femenil, pues diversas futbolistas pueden presumir este legado familiar en la cancha.

 

En el futbol mexicano femenil hay ejemplos de jugadoras que han heredado el talento y el gusto por el futbol, lo que se puede ver en sus actuaciones en los clubes que defienden ya de manera profesional, como lo hicieron sus padres o como lo hacen sus hermanos.

 

De resaltar es el caso de Jana y Jaidy Gutiérrez, hijas del exfutbolista Miguel Alejandro “Jalisco” Gutiérrez. Jana se convirtió en referente del América Femenil y hoy en día hace lo propio con los Tigres de la UANL, mientras que Jaidy defendió el arco americanista para luego emigrar al futbol estudiantil de Estados Unidos.

 

Jana y Jaidy son de las jugadoras que son constantes en los llamados a la selección mexicana femenil, demostrando que el talento ha traspasado generaciones y no conoce de géneros.

 

En México, todavía se recuerda el pundonor del defensa central Manuel Vidrio, quien dejó legado en el futbol mexicano con la talentosa Nailea Vidrio, una de las jugadoras que más ha llamado la atención y que tras defender la playera del León se ha convertido en el fichaje bomba de Cruz Azul para la próxima temporada.

 

Valentina Oviedo, quien milita en los Xolos de Tijuana, desparrama buen futbol en la cancha del Caliente, siendo orgullo del exfutbolista colombiano Franky Oviedo, quien incluso llegó a entrenarla en este club, donde Valentina se ha hecho de un nombre dentro de la Liga MX Femenil.

 

La herencia familiar futbolera también se ve entre hermanos y esto se ve en Silvana Flores, fichaje bomba de las Rayadas de Monterrey y que es parte de un linaje futbolero que comparte con Marcelo Flores, la joya mexicana que milita en el equipo juvenil del Arsenal inglés.

 

Charlyn Corral es considerada por muchos como la mejor futbolista de México y también es motivo de orgullo de su hermano, el defensa lateral del Puebla de la Franja, George Corral, que no pierde oportunidad de seguir sus juegos con el Pachuca Femenil.

Notas Relacionadas