Dos bocas, capricho de Federación con sobrecosto

Foto: Gobierno de México

El próximo 1 de julio está programada la inauguración de la Refinería Dos Bocas, megaproyecto del actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador que ha recibido infinidad de críticas por lo inviable que se vislumbra su funcionamiento, donde se ponderan las energías sucias.

 

Más allá de lo anterior, de destacar es que este proyecto presenta ya un insultante sobrecosto, pues la cifra inicial de 8,000 millones de pesos para la construcción de esta refinería se ha disparado hasta llegar a los 18,000 millones de pesos.

 

La “austeridad republicana” pregonada por el presidente López Obrador ha quedado de lado en esta refinería, pues de acuerdo a los contratos de construcción de esta obra, ya se había dado un primer aumento en el costo, que llegó a los 14,000 millones de pesos.

 

Este primer sobrecosto se presentó principalmente por los efectos que dejó la pandemia de COVID-19, pues los costos se elevaron y la Secretaría de Energía firmó nuevos contratos para cumplir con la meta de ser inaugurada en julio próximo

 

 

Sin embargo, esta cifra irá en aumento conforme vaya pasando el tiempo, debido a que el contrato contempla construcciones hasta 2024, así se inaugure el próximo 1 de julio, por lo que se estima que el costo final ronde los 18,000 millones de pesos, poco más del doble de lo inicialmente presupuestado.

 

Y es que diversos factores como la inflación que actualmente se vive han provocado que el costo de esta obra se vaya por los cielos, dejando ver que la planeación no fue la adecuada, pues no se tomó en cuenta que este escenario se pudiera presentar.

 

Este sobrecosto resulta más preocupante debido a que Dos Bocas parece destinada a no cumplir los objetivos que tiene el Gobierno Federal, pues todo indica que Petróleos de México (PEMEX) no tiene la capacidad de procesar 340,000 barriles de crudo que se pretenden.

 

Dos Bocas representa además el “orgullo” del sexenio lopezobradorista, que con esta obra pretende cumplir el objetivo de hacer de México un país que logre producir su propio combustible; sin embargo, todo indica que esta refinería no podrá cumplir con esta ambiciosa encomienda.

Notas Relacionadas