Megasismos, devastadora amenaza que causa incertidumbre

Foto: Pixabay

Los megaterremotos, mejor conocidos como megasismos, son terremotos cuya magnitud es mayor a 8.5 que se producen debido a una presión acumulada en las placas tectónicas. Estos son más propensos a ocurrir en las zonas de subducción ubicadas en los océanos Pacífico e Índico. Aunque hasta ahora es poco común que un temblor supere la magnitud de 9.0, existe la teoría de que esto podría suceder en cualquier momento en California, Estados Unidos o en la ciudad de Lima, Perú.

 

Gracias a la sismología se puede prever la magnitud de terremotos futuros, en qué lugar sucederán y el momento aproximado en el que ocurrirán. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos científicos, no puede haber una predicción exacta sobre en qué día o mes en específico sucederán los sismos.

 

 

Autores refieren que un terremoto puede ser pronosticado si ocurre un evento sísmico en un lugar y momentos determinados, esto es posible gracias a técnicas basadas en la Minería de Datos, que ayudan a encontrar patrones en series temporales de origen sísmico, es decir, si existe la presencia de un terremoto en un determinado lugar, es probable anticipar en un tiempo considerable en dónde ocurrirá otro.

 

 

Es por lo anterior que se despertaron las alertas con el terremoto ocurrido en Afganistán la noche del pasado martes. Después de la tragedia, se empezó a analizar si había movimientos que alertaran sobre la presencia de un futuro sismo y así poder alertar a la población para que se aborde un plan de prevención y emergencia.

 

El terremoto de Afganistán, que ya suma más de 1000 muertes, también trajo a la conversación el temido “Big One”, un megaterremoto que se prevé ocurrirá en California. Aunque se sabe con seguridad qué ocurrirá, debido a que las placas tectónicas de esa región están bajo mucha presión, los geólogos que han estudiado la zona todavía no saben cuándo tendrá lugar.

 

 

Mismo caso con el megasismo próximo de la ciudad de Lima, que desde hace años se ha advertido por especialistas en infraestructura. En este sentido, las autoridades de Perú no han hecho ninguna declaración al respecto ni han tomado acciones para prevenir la catástrofe que con seguridad pasará, aunque tampoco se sabe la fecha del futuro suceso.

 

Si alguno de los megaterremotos previstos llegara pronto, se estima que oscilarían la magnitud de 8 y 9, por lo que serían altamente destructivos, se reportarían pérdidas de vidas y habría miles de heridos. Por lo pronto, solo queda prevenir a la población con simulacros para generar conciencia sobre cómo actuar ante estos actos de la naturaleza y revisar las construcciones de las zonas más propensas a sufrir derrumbes.

Notas Relacionadas