Y tú, ¿a qué clase social perteneces?

Foto: Enfoque y Pixabay

En México la clase media se ha vuelto un término aspiracional para muchos; sin embargo, en términos económicos muchos estamos lejos de ese nivel socioeconómico pues no alcanzamos esos ingresos o carecemos de alguno de los servicios básicos.

 

De acuerdo con el Banco de México, los estratos tienen categorías socioeconómicas específicas que permiten calcular los niveles de pobreza para crear políticas públicas con un panorama específico.

 

Partiendo de ese punto, se puede decir que en México hay muchas personas que no lo saben, pero están por debajo de la clase media y más cerca de la franja de la pobreza, que en México es de aproximadamente el 35 por ciento de la población, es decir, más de 2 millones de mexicanos.

 

Cuánto ganas... ¿cuánto vales?

 

En México el salario mínimo para este 2022 es de 172.87 pesos diarios, es decir, 5,255 pesos al mes por trabajador. Ese ingreso es más común de lo que parece, pues esta cantidad se paga en maquiladoras o fábricas donde no hay garantías laborales.

 

Este monto se usa precisamente para garantizar que una persona dentro del mercado laboral formal no reciba menos de lo que debería, pero en la realidad el salario mínimo puede ser insuficiente para mantener una familia.

 

Un comerciante informal, a pesar de no contar con seguridad social y todas las deducciones que ello implica, también está muy cerca de una percepción de un salario de este tipo, misma situación que algunos conductores de plataforma, por mencionar algunos ejemplos.

 

Si somos positivos y redondeamos esa cifra a un salario de 6,000 pesos mensuales para un trabajador, este aún estaría por debajo de la clase media, es decir que para el Banco de México y otras instancias como el Inegi, estaría en la franja de pobreza.

 

Según el Banco de México, lo mínimo que alguien debe de percibir al mes para ser considerado en la clase media son $7,800 pesos al mes, aunque la franja de este estrato es muy amplia pues si ganas 42,000 pesos al mes, también eres clase media.

 

¿Cuenta cómo vivo?

 

No solamente el salario es determinante para poder establecer el nivel socioeconómico de una persona sino también los servicios con los que vive y que, de alguna forma, puede costear.

 

Aquí es donde podemos ver que si tú salario es de 8,000 pesos al mes, no te garantiza poder costear servicios básicos como el pago de internet, telefonía celular, agua potable, gas, energía eléctrica, televisión, refrigerador, horno de microondas y un estéreo.

 

Evidentemente habrá otros factores que también se tomen en cuenta como si la casa en la que vives es propia o rentada, si cuentas con vehículo y los gastos en combustible, por lo que la franja de gastos contra los ingresos se va haciendo más estrecha.

 

Como se dijo en un principio, el estrato socioeconómico, mal llamado clase social, debería de servir exclusivamente como un parámetro para el diseño de programas sociales y generación de empleo, más allá de una condición despectiva en torno a las clases vulnerables.

Notas Relacionadas