El PRI Puebla y su gira de “reencuentro”… o despedida

Foto: Enfoque

Con todo que perder y nada que ganar luce en estos momentos el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Puebla, que se mantiene como uno de los institutos políticos más débiles del estado y que pinta para no figurar en las elecciones de 2024.

 

Bajo la dirigencia de Néstor Camarillo, el PRI de Puebla se ha debilitado aún más al grado de ser una simple comparsa que no deja muchos beneficios a la alianza “Va por México”, provocando que diversas voces panistas solicitan que se elimine esta unión de fuerzas.

 

Pese a este escenario sin muchas esperanzas, el dirigente estatal Néstor Camarillo ha anunciado que el tricolor comenzará una gira de “reencuentro” con su militancia de todo el estado, lo que puede también tomarse como una gira de despedida.

 

Y es que en estos momentos el PRI no cuenta con muchos municipios o localidades importantes donde se mantenga como la principal fuerza política, limitando su poder a zonas de alta marginación o alejadas de la capital del estado.

 

El expartidazo presume que en la actualidad gobierna 53 municipios poblanos, pero la realidad es que en la gran mayoría de estas localidades solo tiene presencia porque hizo alianza con el PAN y es un panista el que figura como alcalde, caso concreto de Puebla capital y San Pedro Cholula.

 

El panorama del priismo es tan desalentador en Puebla que se puede decir que solo sigue mandando en ciertas localidades pequeñas de la Mixteca, donde grupos del Revolucionario mantienen cacicazgos que estarían presentes en 2024.

 

Lejos quedaron los tiempos en que municipios de importancia de la Sierra Norte y cercanos a la capital como San Martín Texmelucan y Tehuacán eran bastiones priistas, quedando solamente localidades mixtecas como San Jerónimo Xayacatlán como uno de los municipios que no se han alejado del tricolor.

 

De esta manera, la gira de “reencuentro” con la militancia parece más una gira de despedida, que demostrará que el PRI ha perdido toda fuerza en Puebla y que 2024 puede significar el adiós de un partido que dominó el estado por más de 70 años.

Notas Relacionadas