“Hitleriano”: En la actualidad, ¿persiste la ideología nazi?

Foto: Pixabay

El 29 de junio de 2022, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) causó polémica en la discusión pública al calificar de "hitleriano" Carlos Alazraki, perteneciente a comunidad judía. Frente a este tema, surge la necesidad de responder si, 77 años después de finalizada la segunda guerra mundial, persiste la ideología del alemán Adolfo Hitler y el nazismo.

 

De acuerdo al Museo Estadounidense Conmemorativo del Holocausto, la ideología neonazi y los movimientos supremacistas actuales han extraído directamente símbolos, términos e ideas de la Alemania nazi. Al igual de los movimientos fascistas de la era del Holocausto. Algunos de estos grupos enfatizan simplemente discursos de odio, mientras otros se enfocan en la creación revolucionaria de un estado político fascista, señala la organización no gubernamental (ONG) Southern Poverty Law Center. En todo caso, dichos grupos comparten el odio por los judíos, la admiración hacia Hitler y la Alemania nazi, así como el odio a las personas LGBTQI+ y a otras minorías.

 

Según Statista, plataforma estadística, en 2020 se contabilizaron 63 grupos de odio de ideología neonazi en Estados Unidos. Además, una encuesta de 2017 mostraba que 9 por ciento de estadounidenses consideraba aceptable ostentar opiniones de corte neonazi o de supremacismo blanco, asegura también Statista. Por otro lado, una encuesta de Reino Unido, en 2016, arrojó un 48% de personas quienes consideraban existente un incremento en el número de personas con ideología fascista en Europa continental.

 

Al respecto, en un discurso del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) António Guterres, se resaltó que la comunidad judía estadounidense experimentó el nivel más alto de incidentes antisemitas en 2019, tras comenzarse el registro de incidentes en 1979. Durante la Conmemoración anual de víctimas del Holocausto de 2021, también expresó preocupación por un incremento de la propaganda neonazi y de supremacismo blanco en redes sociales a partir de la pandemia de Covid-19.

 

Este ascenso de la ideología neonazi y del supremacismo, aseguró el secretario, sucede en un contexto de un ataque global a la verdad. En esta situación se ha visto reducido el papel de la ciencia y el análisis basado en hechos y líderes autocráticos aprovechan a socavar la verdad para imponer sus propias narrativas, asegura. Según el funcionario de la ONU, esto propicia un escenario donde es mucho más fácil explotar las diferencias reales e imaginarias entre grupos sociales. Igualmente el inventar chivos expiatorios, demonizar a personas y comunidades inocentes y romper los lazos sociales, aseguró.

 

Respecto a los dichos de AMLO el miércoles 29 de junio, el Comité Central de la Comunidad Judía de México y la organización Tribuna Israelita se posicionaron el mismo día. "Toda comparación con el régimen más sanguinario de la historia es lamentable e inaceptable", sentenciaron dichos organismos. Por otro lado, el presidente reiteró al día siguiente que, aunque Hitler, Mussolini, Franco o Stalin ya no vivan, "las ideas nazi fascistas, franquistas, el estalinismo, existe".

 

En febrero de 2022, en la conferencia de prensa matutina ya se había presentado un extracto de un video de Carlos Alazraki, de una entrevista con el priísta Roberto Madrazo. En este, el publicista afirmó: "Esta campaña no se gana con publicidad, se gana con propaganda y mientras más mentiras des contra Morena, mejor te va". Al respecto, López Obrador afirmó entonces que Alazraki se apega a la "máxima de Goebbels, el propagandista de Hitler, de que una mentira que se repite muchas veces se convierte en verdad".

 

Frente a las palabras del presidente, la opinión pública continúa discutiendo la pertinencia de la comparación con Hitler, sobre todo en el caso de una persona judía. Mientras tanto, como advierten organismos internacionales, es innegable la persistencia de la ideología nazi entre grupos de extrema derecha y de supremacismo alrededor del mundo. Esto, advierten, es peligroso para los derechos humanos, en particular para los migrantes, la comunidad LGBTQI+, las personas negras, y otras minorías.

Notas Relacionadas