Alito no aguantó y el pueblo no se levantó

El llamado presidencial “¡Alito, aguanta; el pueblo se levanta!”, formulado en la mañanera en evidente tono de burla a mediados de junio, no tuvo ningún éxito y Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del nonagenario y harto disminuido Partido Revolucionario Institucional, se vio obligado a emprender una gira por Estados Unidos, Europa y América Latina para denunciar ante “todos los organismos internacionales” lo que está haciendo el gobierno federal “corrupto y autoritario que quiere (sic) instaurar una dictadura en nuestro país”; además de lo que hace contra “todos los dirigentes políticos, contra empresarios, contra los medios de comunicación”.

 

Horas antes del inusitado anuncio del exgobernador de Campeche, fue cateada una de sus propiedades por la Policía Ministerial y el titular de la Fiscalía estatal, lo que le mereció una respuesta nerviosa con mueca de sonrisa: es un “show mediático, una broma, es ridículo lo que declaró el fiscal (Renato Sales Heredia), que fueron a revisar de qué paredes (sic) estaba hecha la casa”, sentenció Moreno.

 

Sea broma o espectáculo el cateo a su residencia, ubicada en el exclusivo fraccionamiento Lomas del Castillo y valuada entre 46 y 60 millones de pesos, forma parte de una carpeta de investigación por enriquecimiento ilícito, porque presuntamente cuenta con autos de lujo, motocicletas y motos acuáticas, además de un campo de futbol y áreas para montar a caballo. De acuerdo con información extraoficial proporcionada por la demasiado protagónica –en este caso ministerial– gobernadora Layda Sansores, el dirigente partidista tricolor tiene propiedades por más de 500 millones de pesos sólo en Campeche.

 

La propia Sansores San Román hizo públicas, en su programa semanal mediático, grabaciones que evidencian al mal afamado Alito, lo cual no deja de constituir una práctica ilícita de la campechana, hija de Carlos Sansores Pérez, un cacique priista difunto.

 

Al protagonismo exacerbado de doña Layda en la divulgación ilegal de información sobre las propiedades y conversaciones telefónicas que pintan de cuerpo completo las prácticas políticas de Moreno Castañeda, así como su florido lenguaje “con el pene en la boca”, es preciso agregar el bochornoso aunque legal espectáculo de derribar una de las puertas de la residencia mencionada para realizar el operativo e ingresaran a las 5:30 AM y laboraran por  más de 10 horas funcionarios del Instituto de Servicios Periciales.

 

Fue tan lamentable lo que Alito llamó “show mediático, una broma”, que el mismo López Obrador se deslindó el martes 5 de tales prácticas cuando, digo yo, hace muchos años se inventaron las llaves maestras. De pasadita AMLO le recordó a Televisa y Joaquín López-Dóriga, sin mencionarlo por su nombre, el espectáculo televisivo que montaron al exhibir la casa de Sadam Hussein, el asesinado presidente del Irak invadido por USA. Decía Maximiana Ibarra Aguirre, ¿Que, sólo ellos (los Bush) tienen derecho a vivir bien?

 

A la hora de la verdad hace bien Alito –el priista al que muchos “sesudos analistas” rebautizaron como Amlito para subrayar la presunta alianza con la Cuarta Transformación–, en no exagerar la nota y ante la pregunta de un colega sobre si se siente un político perseguido o es un perseguido político, replicar lacónico: “Me siento un político perseguido”.

 

Pero también está en el aire la jornalera pregunta de Rayuela: “Viajó Alito al extranjero, ¿de gira o para buscar un lugar de refugio?” Y la respuesta no está en el viento sino en el tiempo.

 

Acuse de recibo

 

“…estamos en un proceso político de cambio que puede realmente transformar las cosas a nivel regional. La esperanza de este continente no se pierde, mira el golpe (de Estado) contra Evo (Morales) en 2019, y un año después la gente lo pone de nuevo, por eso es muy importante que el presidente de México mantenga su línea. Para eso no debe separarse del pueblo. Tienen que mantener una potencia de izquierda en el terreno de los grupos sociales de Morena. No será radical, pero sí de la izquierda de las políticas sociales, de respeto al pueblo, de no sacrificar para los megaproyectos la realidad de los pueblos, más atención a la democracia participativa, eso es importante, no lo puede perder”. Las afirmaciones son del sociólogo Boaventura de Souza Santos a Miguel Ángel Velázquez para el Canal 21.2 y La Jornada… “Hace unos días falleció, en un accidente automovilístico, Francisco Xavier Robles Molina, escritor, dramaturgo, guionista, cineasta, maestro en el CUEC y la Sogem; miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Recibió varios premios, entre otros dos Ariel. Entre películas y documentales de su coautoría o participación destacan entre otros: Rojo amanecer, Bajo la metralla, Los motivos de Luz, La luz del alba, Ayotzinapa: crónica de un crimen de Estado. Fue militante del Partido Comunista Mexicano. Siempre en la izquierda. QEPD”. Lo anterior informa la doctora Elba Pérez Villalba.

 

http://www.forumenlinea.com/  https://www.facebook.com/forumenlinea  forum@forumenlinea.com  Twitter@IbarraAguirreEd