Ayuntamiento de Atlixco ni siquiera con lomitos puede

Los ciudadanos anhelan que sus autoridades tengan el mejor desempeño posible siempre. Aunque es cierto que muchas personas quieren que los alcaldes o gobernadores sean “Supermán”, la gran mayoría solo quiere que cumplan con su trabajo.

 

Pero hay gobernantes que fracasan en todo, hasta en temas que por lógica deben ser parte de la agenda de asuntos importantes de su gobierno.

 

Y en Atlixco han fracasado monumentalmente en todo, absolutamente en todo.

 

El ayuntamiento comandado por Ariadna Ayala va que vuela a ser el peor de la historia de Atlixco, pues este pueblo mágico arde en delincuencia y la sociedad se siente desprotegida, desgobernada.

 

Pero de risa resulta que esta administración ni siquiera pueda trabajar en la protección animal y para ello se vale de convenios con dependencias estatales. Alguien tiene que hacer el trabajo y la alcaldesa ya lo delegó.

 

¿En serio se necesita una alianza con una dependencia de gobierno para cuidar el bienestar animal?

 

Pues esto es lo que hizo Ariadna Ayala hace unos días, cuando firmó con la Secretaría de Medio Ambiente un “Convenio de colaboración para el establecimiento de una alianza local para el Bienestar Animal”.

 

Amable lector, cuando hay voluntad de proteger a los animales, no se necesitan alianzas burocráticas con un nombre ridículo, pues solo se requiere de un trabajo serio, comprometido y sobre todo coherente.

 

Vaya, hasta Claudia Rivero Vivanco, que fue un desastre como alcaldesa, hizo un trabajo destacable en cuidado animal, por lo que resulta increíble que en Atlixco necesiten de terceros para resolver problemas tan cotidianos.

 

Está visto que la alcaldesa de Atlixco no da una: inseguridad al tope y ahora hasta necesita de “alianzas” para el cuidado de lomitos.

 

Lo peor es que se nota que la intención de la presidenta Ayala es dejar en manos del Gobierno del Estado y Federal todos los problemas que aquejan a Atlixco. Ya mejor que pida que Atlixco sea una junta auxiliar de Puebla capital, para que le enseñen cómo se debe llevar un gobierno municipal.