Planificación familiar: entre anticonceptivos y familias cada vez más pequeñas

Foto: Pixabay

En México, el promedio de hijos por cada mujer es de 2.1 hijos; sin embargo, en la actualidad es muy común ver familias con apenas un hijo o incluso sin ellos, esto a pesar de que el uso de anticonceptivos no ha aumentado de forma significativa.

 

Cada 3 de agosto se conmemora el Día Internacional de la Planificación Familiar, con el cual la Organización Mundial de la Salud busca darle difusión a los diferentes métodos y ventajas de la planificación familiar como un derecho a la salud.

 

Es por ello que en México existen cifras oficiales que merecen de un análisis para poder entender si la conciencia sobre la planificación familiar va de la mano con el uso de anticonceptivos o a qué se debe que ahora las familias tengan menos hijos que antes.

 

De acuerdo con los resultados más recientes de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México apenas el 69.2 por ciento de las mujeres en edad fértil han usado algún método anticonceptivo.

 

Esto quiere decir que tres de cada diez mujeres nunca han usado uno, lo cual representa una cifra alta tomando en cuenta que el promedio apenas ha aumentado un 8 por ciento en los últimos 20 años.

 

En este sentido, los métodos anticonceptivos más conocidos son el condón masculino con un 89.5 por ciento, el DIU con el 87.2 por ciento y el implante anticonceptivo con el 86.8 por ciento.

 

También está el coito interrumpido con el 80.7 por ciento, la píldora del día siguiente con el 78.4 por ciento, mientras que el parche anticonceptivo es el menos conocido con apenas el 20.9 por ciento.

 

Aunque la siguiente Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica se publicará hasta el próximo año, algunos especialistas esperan que haya alteraciones en las cifras debido a la pandemia del covid-19.

 

Por ejemplo, los especialistas suponen que en México al menos 878,579 mujeres suspendieron el uso de anticonceptivos, lo cual por estadística se traduciría en 114,600 embarazos no planeados y posiblemente 52,700 abortos.

 

Condiciones económicas merman las familias grandes

 

La disminución en la natalidad, vista como un efecto de la planificación familiar, no es algo que haya pasado en poco tiempo pues en el caso de México la última vez que el promedio de hijos por mujer fue de tres o más, fue en el año de 1995, mientras que el de más de 4 hijos fue en 1985.

 

Para 1979, el promedio de hijos por cada mujer en México era de 5.02; en 1974 era de seis hijos y ese promedio se mantuvo desde 1960, siendo este país el de los niveles más altos de natalidad en América, por encima de Estados Unidos o Brasil.

 

Aunque pareciera que no existe una relación entre los métodos anticonceptivos y el número de hijos en las familias, también hay que hacer énfasis en que en la actualidad son más estados en los que es legal la interrupción del embarazo.

 

Asimismo, las familias pequeñas se ven condicionadas a parámetros económicos que no son los mismos que los de hace 20 años, cuando los papás de hoy nacieron en un contexto familiar y económico diferente.

Notas Relacionadas