La otra cara de Qatar 2022: Turquía vigilará amenazas biológicas y químicas

Foto: NotiPress y Pixabay

Durante la próxima Copa Mundial de Futbol Qatar 2022, Turquía desplegará personal de seguridad encargado del manejo de amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares o, por sus siglas, amenazas QBRN. Burcak Cabuk jefe de la unidad de defensa QBRN comentó, "Apoyaremos a la seguridad de Qatar durante la Copa del Mundo a través del comando de Fuerzas Armadas de Turquía".

 

Cabuk afirmó que la capacitación de las Fuerzas Armadas de Turquía está haciendo hincapié en los principios de QBRN bajo los cuales rigen sus estrategias de trabajo. Prevención, detección, preparación y respuesta son los principios en los que está cimentado el plan de acción de QBRN y aplicarán en todo momento del torneo.

 

"Actualmente nos encontramos trabajando en el desarrollo de productos contra amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares, así garantizamos la innovación de Turquía en el campo" dijo Cabuk. En diciembre de 2021 el Ministro turco Suleiman Soylu fue el encargado de enviar a 3 mil 250 agentes de seguridad a Qatar, esto con el objetivo de hacer los preparativos necesarios.

 

Este desplegado se encuentra integrado por policías antidisturbios, fuerzas especiales turcas, binomios caninos para detección de bombas y personal expertos en explosivos todos personal de defensa de Turquía. Sumado a todo lo anterior, Soylu aseguró que se capacitó a 677 miembros de personal de seguridad de Qatar en diversas áreas de especialidad.

 

De la misma manera, Corea del Sur enviará cinco policías con especialidad en antiterrorismo a Qatar con la finalidad de fortalecer el intercambio de conocimientos de seguridad. Esta colaboración tendrá como finalidad el "saber hacer" en términos de combate cuerpo a cuerpo, técnicas de arresto y mantenimiento del orden público.

 

"Enviar un instructor de Corea del Sur a Qatar, donde se albergará la Copa del Mundo, significa el reconocimiento internacional de nuestros elementos" comentó el mando militar. Del mismo modo, Qatar generó un acuerdo con Estados Unidos, específicamente con el Departamento de Seguridad Nacional, el cual comenzó desde principios de julio.

 

Dicha colaboración tiene como objetivo el fortalecimiento de las rutas aéreas con lo cual se pretende identificar a aquellos pasajeros que tengan alguna asociación delictiva. Detectar a aquellos relacionados con el terrorismo, tráfico y monitoreo de posibles riesgos son los objetivos para garantizar la seguridad en el Aeropuerto de Hamad.

 

Por último, la OTAN también se proclamó para fortalecer las medidas de seguridad en conjunto con Corea del Sur y Estados Unidos, fortaleciendo las relaciones con Doha. "Durante el mes de mayo, tuvo lugar en Eslovaquia la primera sesión de capacitación sobre las amenazas QBRN y su manejo en cualquier escenario" explicaron miembros de la alianza del Atlántico Norte.

Notas Relacionadas