Cursos de verano, una buena opción para evitar el ocio

Foto: Enfoque

Con el regreso de las clases presenciales desde principios de este año, las vacaciones de verano se convierten en una pausa para los niños que tendrán cerca de un mes sin clases, antes de que arranque el próximo ciclo escolar.

 

Es por ello que muchos padres de familia buscan algo en qué aprovechar el tiempo y evitar que el ocio tome por presas a sus hijos, y que de paso les permita aprender algo o perfeccionar algún conocimiento que ya tengan.

 

Los cursos de verano son la principal herramienta que tienen muchos padres de familia, ya que ofrecen muchas actividades y algunos se han vuelto hasta multidisciplinarios, pues no se enfocan solamente en una actividad.

 

Los cursos de natación son los más comunes en esta época y con la variedad de escuelas que hay en la ciudad y área metropolitana, la oferta es amplia y los padres encontrarán la que mejor se adapte a ellos, tanto por tiempo como por costos.

 

Instancias públicas como el Instituto Municipal del Deporte del municipio de Puebla, lanzaron una convocatoria para un curso de verano que arrancó el pasado 1 de agosto y que incluía actividades como karate, natación, básquetbol, futbol, entre otras.

 

Te interesará leer: Invita IMDP al curso de verano “Juguemos Contigo y con Rumbo”

 

Los talleres musicales o clases particulares en casa para aprender a tocar un instrumento o mejorar los conocimientos que ya se tienen, también son una opción para estas vacaciones de verano, en especial si los pequeños de la casa tienen interés por la música.

 

Otras actividades extracurriculares que son muy buscadas en verano son las clases de baile o danza para niños, pues se trata de una actividad que además de disciplina, requiere emplearse físicamente al máximo y eso repercute de forma positiva en los niños.

 

Aunque todas esas actividades son de gran ayuda, también habrá papás que prefieran pasar el tiempo con sus hijos, pero lo pueden hacer promoviendo que el pequeño ayude en casa con actividades que normalmente no haría por estar enfocado en la escuela.

 

También salir por las tardes con los niños es algo que permitirá que se ejerciten y no caigan presas del sedentarismo, de la televisión o del celular.

 

Si bien las opciones de cursos de verano son amplias, hay que señalar que muchas ya arrancaron y otras incluso ya cerraron su proceso de inscripción, pero seguramente habrá varias que aún tengan cupo y que puedan recibir a varios niños para que se activen este verano.

Notas Relacionadas